Los estremecedores testimonios de acoso sexual de las 12 mujeres que hicieron caer al presidente de CBS

El poderoso ejecutivo de la televisión supuestamente expuso sus partes íntimas, obligó a varias mujeres a practicarle sexo oral y las amenazaba con destruir sus carreras cuando era rechazado
Leslie Moonves renunció como presidente de CBS por acusaciones de acoso sexual en su contra

Les Moonves,  el poderoso presidente de la cadena televisiva CBS renunció a su cargo luego de que otras seis mujeres lo denunciaran por acoso sexual sumándose a las primeras seis que ya lo habían hecho en el mes de julio. Las 12 mujeres contaron en detalle a la revista The New Yorker cómo el alto ejecutivo presuntamente exponía sus partes íntimas, las obligaba a practicarle sexo oral y las amenazaba con arruinarles la vida.

Your browser doesn’t support HTML5 video

Aunque Moonves negó las acusaciones, reconoció que tres de los casos fueron relaciones consensuadas.

A continuación, los testimonios de las 12 mujeres:

PHYLISS GOLDEN-GOTTLIEB:

Phylis Golden Gottlieb acusó a Moonves de haberla sujetado y obligado a practicarle sexo oral

Una veterana ejecutiva que trabajó con Moonves en Lorimar Television en la década de los 80 aseguró que él la obligó a practicarle sexo oral. En su relato recordó un incidente en el que discutieron por un tema relacionado con el trabajo y, enojado, Moonves supuestamente la lanzó contra una pared. La mujer dijo que el ejecutivo después tomó represalias en su contra pero por su situación de madre soltera con dos hijos no presentó ninguna queja en su contra. La mujer reveló, además, que intentó presentar una denuncia oficial en su contra pero, aunque las autoridades creyeron en su testimonio, ya se había vencido el plazo para presentar la demanda.

Leslie Moonves acusado por 12 mujeres de acoso sexual y amenazarlas con destruir sus carreras

JESSICA PALLINGSTON:

La escritora denunció que Moonves la forzó a practicarle sexo oral cuando trabajó como su asistente temporal en 1994. De acuerdo con su relato, cuando Pallingston rechazó los avances del expresidente de CBS, el hombre supuestamente se volvió hostil y la insultaba.

Según Pallingston, en su primer día de trabajo debió ir a la suite de Moonves en el hotel Regency, donde la recibió vestido con una bata de baño. La mujer dijo a The New Yorker que le ofreció vino, a pesar de que eran apenas las 10 de la mañana y que después le hizo preguntas personales como si estaba soltera y cuál era su inclinación sexual. La escritora contó que él le pidió que le hiciera un masaje y que aunque ella se sintió incómoda aceptó porque estaba intentando ser fuerte y tratando de mantenerse calma ante la situación. La mujer recuerda que Moonves le dijo: "Yo te puedo ayudar con tu escritura. Yo te puedo ayudar y si tu haces algo bueno por mí entonces yo podré hacer algo bueno por ti". Pallingston contó que el ahora ex presidente de CBS procedió a besarle fuertemente y luego la obligó a practicarle sexo oral.

"Fue muy violento, muy agresivo. Todo fue con mucha hostilidad". "Antes de retirarse me saludó con un apretón de manos y me dijo, hiciste un gran trabajo", completó su relato.

Tuvieron un segundo encuentro cuando Pallingston trabajaba como su asistente y él viajó a Nueva York pero en esa oportunidad "fue toquetón, pero no tanto".

En una tercera oportunidad, la mujer asegura que la manoseó casi al instante en que se vieron. Pallingston después le mintió y le dijo que estaba comprometida. Ella recordó que Moonves se volvió "frío como hielo, hostil y desagradable porque lo había rechazado".

La escritora confesó que durante años se sintió avergonzada por lo que había ocurrido y raramente contaba la historia a sus amigos y colegas. Fue gracias al movimiento #MeToo que dice que se dio cuenta que ya no tenía que avergonzarse de lo sucedido.

Leslie Moonves

DEBORAH GREEN:

Green trabajó como maquilladora freelance a principios del año 2000.
La mujer contó que un día debió preparar al ejecutivo para la grabación de un video. Según su testimonio, después de la grabación cuando le fue a retirar el maquillaje Moonves le pidió que le hiciera un masaje. Después dice que se puso de pie, y la agarró, "me metió la lengua hasta la garganta", le dijo a The New Yorker y añadió que no reportó el incidente porque "sabiendo lo poderoso que es Les, no quería poner en juego mi trabajo".

DEBORAH MORRIS:

Morris trabajó como ejecutiva en Lorimar en 1980. La mujer dijo que un día fue a la oficina de Moonves a discutir varios proyectos laborales y el hombre le ofreció una copa de vino que se vio obligada a aceptar. "De repente, él estaba a mi lado", contó la mujer. "Me dijo, ¿que tal si me das un beso? Yo le dije que no. Él me dijo, 'No, dale, que te parece si me das un beso? No es nada. Dame solo un besito?'". Morris aseguró que el ejecutivo continuó sus avances durante meses y que un día cuando ambos iban en el Porshe de Moonves, él la agarró e intentó besarla. Morris dice que logró alejarse y le pegó y se bajó corriendo del vehículo. Después de ese incidente la mujer contó que supuestamente empezó a quedar afuera de las reuniones en Lorimar. "Me dejaron arrojada en el olvido", manifestó. "Y ese fue esencialmente el final de mi carrera. Nadie me iba a dar una recomendación". Cuando contempló presentar una queja formal sin decir nombres, dice que fue desalentada por el propio departamento legal y de recursos humanos de la empresa.

"¿Quién te va a creer? Tú no eres nadie", recordó que le dijo un asesor legal.

LINDA SILVERTHORN:

La escritora tuvo un encuentro con Moonves en 1990 en Warner Bros. Seis años antes, en 1984, cuando era asistente y él era vicepresidente de Twentieth Century Fox, Moonves le propuso tener una relación sexual a cambio de impulsar su carrera.

Ambos tuvieron encuentros sexuales consensuales en su oficina durante aproximadamente un mes pero tiempo después cuando se volvieron a encontrar, Silverthorn pensó que tendrían una reunión profesional.

Apenas ingresó en su oficina, Silverthorn dijo que Moonves cerró la puerta, tomó varios tragos de su café y la agarró, levantándola de su silla, "me besó mientras estábamos de pie. Tenía aliento a café". Recordó la mujer. Tras este episodio, el ejecutivo le dijo que en el estudio "no había ninguna oportunidad de trabajo para ella".

"Fue algo que no fue bien recibido, algo indeseado", explicó Silverthorn. "A pesar de los encuentros que habíamos tenido seis años antes, estaba ahí para tener una verdadera reunión de trabajo a las 9am", insistió la mujer.

No fueron solo mujeres en la industria del entretenimiento las que supuestamente fueron asaltadas sexualmente por Moonves.

DEBORAH KITAY:

Kitay trabajaba como masajista en Los Ángeles. La mujer dijo a The New Yorker que fue acosada sexualmente por Moonves cuando le hacía masajes en su oficina y en su casa a fines de 1990.

"Básicamente, cada vez que iba ahí durante aproximadamente un año y medio, dos años, él me pedía en un tono claramente sexual que le hiciera masajes más arriba en su pierna ".

En una oportunidad la mujer asegura que Moonves supuestamente le pidió que le tocara el pene y se sacó la toalla que lo cubría, exponiendo sus partes íntimas. La mujer asegura que la experiencia fue "muy estresante" pero que nunca paró las sesiones por miedo a que cualquier queja presentada por el ejecutivo podría dañar su carrera".

Kitay dijo también a la publicación que por su experiencia con Moonves dejó de atender clientes masculinos y que después abandonó por completo el trabajo como masajista.

Dichas testimonios fueron presentados este domingo en The New Yorker. Moonves por su parte negó las acusaciones.

"Las horribles acusaciones en este articulo no son verdad. Lo que sí es cierto es que tuve relaciones consensuales con tres de estas mujeres hace 25 años atrás, antes de trabajar en CBS. Nunca he usado mi posición para entorpecer las carreras de mujeres".

"En mis 40 años de trabajo, nunca había escuchado tales perturbadoras acusaciones. Sólo puedo presumir que han surgido ahora por primera vez, como parte de un esfuerzo concertado para destruir mi nombre, mi reputación y mi carrera", afirmó.

A continuación los testimonios de las primeras seis mujeres que acusaron a Moonves en el reportaje publicado el 27 de julio en The New Yorker.

ILLEANA DOUGLAS:

La actriz Illeana Douglas denunció a Les Moonves de acoso sexual (Facebook Illeana Douglas)

Ileana Douglas contó que debió rechazar los avances de Moonves en 1996 luego de haber firmado un acuerdo de USD 300 mil con CBS.

De acuerdo con su testimonio, ambos pasaron meses trabajando juntos y que ella incluso lo empezó a ver como una figura paterna hasta que Moonves supuestamente trató de propasarse con ella en su oficina. Douglas, quien se había separado recientemente de Martin Scorsese y estaba trabajando en la serie "Queens", dijo que todo fue demasiado rápido.

"Fue en menos de un segundo, puso su brazo sobre mí sujetándome", recordó, al tiempo que describió el incidente como "horrendo". La actriz reveló que logró escaparse de Moonves pero que tras el incidente no podía concentrarse arriba del escenario por lo que fue despedida de su trabajo en la serie y remplazada por otra actriz.

Douglas le contó a muchas personas lo sucedido e incluso contrató a un abogado. Esto le permitió que CBS le pagara USD 125 mil por su trabajo en "Queens" y USD 250 mil para protagonizar una miniserie para televisión.

"Pasé de ser acosada sexualmente, a ser echada por no tener relaciones con Les Moonves, a 'te vamos a pagar todo completo y también queremos que participes de esta miniserie'", contó Douglas. "Mi entendimiento es que eso lo hicieron para que yo no los demandara".

Cuando CBS fue consultado por dichas acusaciones, respondieron: "No se le pagó ningún dinero extra por un acuerdo. Se le pagó la mitad de lo que se le tenía que dar, que no es necesariamente lo que se haría si estuviéramos preocupados por una demanda como esta".

JANET JONES

En la primavera de 1985, Jones intentaba abrirse paso en la industria como escritora. La mujer dice que quedó fascinada cuando finalmente logró conseguir una reunión con Moonves, el entonces vicepresidente de Twentieth-Century Fox.

Jones dijo que fue sorprendida cuando Moonves le ofreció una copa de vino antes de su presentación. La mujer contó que rechazó la bebida y se sentó en el sillón. De acuerdo con su testimonio, él se tiró encima de ella y empezó a besarla. "¿Qué crees que estás haciendo?", le dijo Jones. Y Moonves respondió: "Te estaba piropeando. Quería un beso". Cuando ella intentó escapar, él supuestamente le pidió que se tranquilizara. Al llegar a la puerta se dio cuenta que estaba trancada: "Si tú no abres esta puerta voy a gritar tan fuerte y durante tanto tiempo que todos los que están en el predio vendrán".

Jones explicó en su relato que Moonves fue hasta su escritorio desde donde abrió la puerta. Después de que le contó a varias personas lo que había transcurrido en la reunión recibió una llamada de Moonves amenazándola de que si no guardaba silencio de lo que pasó arruinaría su carrera.

CHRISTINE PETERS

Christine Peters de propasarse con ella durante una reunión de trabajo (Facebook Christine Peters)

La productora describió a The New Yorker un incidente en que Moonves hizo avances no deseados sobre ella durante una reunión de trabajo. Cuando Peters intentaba hacer una propuesta laboral, Moonves supuestamente se le sentó al lado en el sillón incomodándola y luego le metió la mano debajo de la falda, tocando su ropa interior. Peters asegura que quedó en estado de "shock" e inventó una excusa para poder retirarse.

ACTRIZ PROMINENTE (no quiso ser nombrada)

Una prominente actriz de Hollywood que desarrolló el personaje de una mujer policía en una serie de CBS contó su historia pero no quiso aparecer públicamente por miedo a represalias en su contra. De acuerdo con su recuento de los hechos, Moonves la citó a un almuerzo a fines de la década de los 80 cuando su programa se encontraba en el auge de su popularidad. La mujer conocía al ejecutivo hacía muchos años cuando trabajaba para Lorimar Production Company.

En el almuerzo, Moonves supuestamente le dijo a la actriz que estaba "enamorado" de ella pero que no había querido decir nada anteriormente porque ella estaba en una relación. La actriz le agradeció el almuerzo pero rechazó sus avances.

Cuando Moonves fue nombrado presidente de CBS en 1995, ella lo llamó para felicitarlo. "Deberías haber tenido sexo conmigo cuando te lo pedí", le contestó el ejecutivo. La mujer, quien lo tomó inicialmente como una broma, le respondió "mierda, sí" y ambos se rieron.

Sin embargo, la actriz dijo que al poco tiempo le informaron que su contrato con CBS había sido terminado. Contó que llamó a Moonves y tuvieron una reunión en su oficina donde él le explicó que la habían echado porque estaban buscando talento más joven pero presuntamente le volvió a repetir que se sentía atraído por ella. La actriz contó que intentó irse pero él le pidió que se sentara. Después de un rato inventó una excusa y antes de retirarse "me acerque y me incliné para darle un beso en el cachete pero Moonves me besó forzosamente y empujó su lengua hasta mi garganta". La actriz abandonó la reunión llorando y jamás volvió a trabajar para CBS.

DINAH KIRGO

La escritora ganadora del premio Emmy tuvo una reunión con Moonves a comienzos de la década de los 80. Tras el encuentro en el que también participó su hermana y socia Julie Kirgo, ambas estaban seguras de que habían cerrado el negocio.

Sin embargo, Dinah contó a The New Yorker que al llegar a su casa Moonves la llamó y la invitó a cenar. La mujer dijo que tanto ella como su hermana estarían felices de asistir a lo que el ejecutivo supuestamente le contestó: "No, solos tú y yo. Eres muy costosa y tengo que saber si lo vales".

Kirgo dijo que rechazó la propuesta y que le respondió: "Leslie, no creo que tu esposa aprecie que nosotros tengamos ese tipo de cena". La mujer asegura que Moonves le cortó el teléfono y jamás la volvió a contactar.

Sin embargo, después empezaron a surgir rumores en la industria de que ella era una persona muy difícil para trabajar, cosa que nunca antes se había dicho por lo que cree que pudo haber sido un rumor iniciado por Moonves en venganza por haberlo rechazado.

KIMBERLEY:

Una mujer que había sido famosa durante su infancia se reunió con Moonves en 1992 luego de que un amigo le dijera que el ejecutivo la podía ayudar a reflotar su carrera en televisión. Los tres tuvieron una cena en la que Moonves le preguntó sobre su curriculum pero cuando el amigo se retiró al baño, Kimberley asegura que Moonves le dijo: "Vámonos. Vámonos a un hotel. Hagámoslo". La mujer dice que quedó sorprendida y que le explicó que estaba casada y tenía un hijo pero dice que Moonves se enojó y abandonó el lugar. CBS dijo que no tienen registro de dicha reunión.

En respuesta a las denuncias en su contra, Moonves dijo a The new Yorker: "A lo largo de mi carrera en CBS, hemos fomentado una cultura de respeto y oportunidades para todos los empleados y hemos consistentemente encontrado el éxito poniendo a mujeres en altos cargos ejecutivos de nuestra empresa".

"Reconozco que hubieron momentos, décadas atrás cuando pude haber hecho que algunas mujeres se sintieran incómodas por mis avances. Esos fueron errores y estoy inmensamente arrepentido por ello. Pero siempre entendí y respeté y me he manejado conforme al principio que 'no es no' y jamás he utilizado mi cargo para dañar o interponerme en la carrera de otro", agregó.

Y concluyó: "Vivimos en una época en la que estamos todos debidamente enfocados en mejorar nuestra sociedad y acá en CBS estamos comprometidos en ser parte de la solución".

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Últimas noticias

Mas Noticias