Todo comenzó como una simple broma. "Tenemos la frambuesa y el arándano ¿es una coincidencia que el arándano encaje en la frambuesa de forma perfecta? Yo creo que no: Braspberry", dijo el actor y músico Justin Timberlake en un video que subió a su cuenta de Instagram.

La publicación de la estrella del pop es de diciembre de 2017. Cinco meses después, la compañía Driscoll decidió lanzar un nuevo producto: Braspberries —una palabra que es la combinación en inglés entre frambuesa y arándano—.

Driscoll hizo algo simple: escoger las mejores frambuesas y arándanos de  sus cosechas y unirlas; o mejor, que una esté dentro de la otra.

Con su influencia en redes sociales, y su llegada a un público masivo, Timberlake hizo algo que parecía obvio pero en lo que nadie nunca había reparado: las frambuesas y los arándanos están hechos el uno para el otro.

Braspberry
Braspberry

Tal fue el éxito del video —que cuenta con más de 400 mil likes—, que otra compañía de bebidas invitó al artista a que hiciera un comercial y que en este repitiera su chiste.

"Desde una perspectiva de redes sociales, vimos cómo explotó el fenómeno del braspberry, y era lógico que Driscoll, siendo la compañía líder en bayas, aprovechara la oportunidad e innovara", dijo Frances Dillard, director de marketing y marca global de Driscoll a la revista Food & Wine.

Braspberries
Braspberries

MÁS SOBRE ESTE TEMA: