Todas las redes sociales y la página oficial de la cantante Taylor Swift fueron vaciadas el viernes pasado. Pero los 102 millones de seguidores que la intérprete tiene en Instagram y los 85 millones en Twitter ya tienen su teoría: es una operación de marketing de la exitosa estrella pop para anunciar su nuevo disco.

Sus fotos de perfil también fueron eliminados. En Twitter e Instagram sólo fue publicado hace unos minutos un enigmático clip con la imagen de lo que aparenta ser una serpiente.

Los seguidores de Swift no parecen estar lejos de la verdad teniendo en cuenta el único y mencionado post que ahora aparece en ambas redes sociales.

La primera teoría fue que había sido una víctima de hackers que habían entrada en sus cuentas para bloquearla. Por el momento nadie de su entorno se ha pronunciado al respecto.

LEA MÁS: