Sebastián Marroquín, antes Juan Pablo Escobar
Sebastián Marroquín, antes Juan Pablo Escobar

Tras el estreno de la segunda temporada de Narcos, Sebastián Marroquín, antes Juan Pablo Escobar, afirmó que la serie de Netflix está plagada de errores e imprecisiones sobre la vida de su padre, el famoso líder del Cártel de Medellín.

(Para los fanáticos de la serie alerta  de spoiler)

En declaración al tabloide Daily Mirror, Marroquín, quien actualmente reside en la Argentina al igual que su hermana, señala que el show miente al acusar a su padre de varias acciones que, según él, jamás ocurrieron.

El narco Pablo Escobar con su hijo Juan Pablo
El narco Pablo Escobar con su hijo Juan Pablo

Una de ellas es el haber sido autor del asesinato al guerrillero colombiano Iván Marino Ospina. "Eso no es real. Él guerrillero no fue asesinado por Pablo Escobar".

El tráiler de la segunda temporada de Narcos

Así mismo, rechazó la representación de Escobar como un narcotraficante que no sólo enviaba drogas a los Estados Unidos, sino también a Europa. "Él nunca necesitó vender drogas a Europa. "¿Por qué iría tan lejos cuando podía venderlas tan cerca?", dijo al citado medio.

Sebastián, hoy de 39 años, expresó además su preocupación por las escenas que supuestamente vinculan a su propia madre, viuda del capo narco, con las conductas delictivas de Escobar. "Mi madre María Victoria Henao siempre condenó la violencia de Pablo. Ella nunca lo ayudó en su negocio como cómplice. Todo lo contrario", expresó.

La serie Narcos es protagonizada por el actor brasileño Wagner Moura, quien interpreta a Escobar (AP)
La serie Narcos es protagonizada por el actor brasileño Wagner Moura, quien interpreta a Escobar (AP)

No es la primera vez que la familia Escobar arremete contra "Narcos". Roberto Escobar, el hermano del narcotraficante colombiano, fallecido en 1993, había reclamado a la plataforma poder ver y revisar la la nueva entrega del show. No obstante, su pedido no fue tenido en cuenta.

Narcos se estrenó el viernes 2 de septiembre. El intérprete brasileño Wagner Moura vuelve a personificar al famoso mafioso. Boyd Holbrook y el chileno Pedro Pascal lo acompañan en el reparto, dando vida a los agentes de la DEA Steve Murphy y Javier Peña, respectivamente.