El presidente Trump declara que es tiempo de reconocer oficialmente a Jerusalén como capital de Israel.