Estados Unidos prometió trabajar con países aliados para ayudar a los presos políticos en Cuba

La Casa Blanca denunció que que el régimen cubano mantiene privados de libertad a más de 700 participantes en las protestas del 11 de julio de 2021

Foto de archivo: Cubanoamericanos, nicaragüenses y venezolanos asisten a una protesta en Miami en apoyo a los manifestantes en Cuba el sábado 31 de julio de 2021 (Pedro Portal/Miami Herald vía AP)
Foto de archivo: Cubanoamericanos, nicaragüenses y venezolanos asisten a una protesta en Miami en apoyo a los manifestantes en Cuba el sábado 31 de julio de 2021 (Pedro Portal/Miami Herald vía AP)

Estados Unidos prometió este jueves trabajar con sus aliados para apoyar a los presos políticos en Cuba tras las masivas protestas de julio pasado, señalando que más de 550 manifestantes ya fueron sentenciados y más de 700 siguen arrestados.

El portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, dijo que el gobierno de Joe Biden está “profundamente preocupado” por lo que consideró “duras sentencias impuestas a manifestantes políticos” en la isla, incluyendo penas de “prisión, trabajos forzados u otras medidas punitivas”.

“Continuaremos trabajando con nuestros socios en todo el mundo para demostrar nuestro apoyo colectivo a los derechos de los cubanos detenidos injustamente”, aseguró Price en un comunicado.

Price dijo que los jueces cubanos sentenciaron a más de 550 manifestantes, incluidos más de 20 menores de edad al momento del arresto.

Además, señaló que el régimen cubano mantiene privados de libertad a más de 700 participantes en las protestas del 11 de julio de 2021, cuando miles salieron a las calles en toda Cuba reclamando tener “hambre” y pidiendo “el fin de la dictadura”.

Foto de archivo: Policías arrestan a un hombre durant una manifestación contra el régimen cubano el 11 de julio de 2021 en una calle en La Habana (EFE/Ernesto Mastrascusa)
Foto de archivo: Policías arrestan a un hombre durant una manifestación contra el régimen cubano el 11 de julio de 2021 en una calle en La Habana (EFE/Ernesto Mastrascusa)

“A pesar de las pruebas en video y fotográficas que demuestran lo contrario, el gobierno cubano intenta justificar sus detenciones, procesamientos y sentencias draconianas al afirmar falsamente que las protestas fueron en gran parte violentas”, dijo Price.

Y denunció penas “ejemplarizantes” a manifestantes de barrios empobrecidos de La Habana, como La Guinera y 10 de Octubre, que tienen “significativas” poblaciones afrocubanas, “acusándolos de sedición y emitiendo las penas más duras de hasta 26 años de prisión”.

“Seis acusados de estos vecindarios, de 16 o 17 años al momento de su arresto, recibieron hasta cinco años de trabajos forzados”, resaltó.

Price también destacó que funcionarios del régimen cubano siguen “acosando y amenazando” a familiares de manifestantes detenidos, con el fin de generar “miedo a represalias”.

El régimen cubano afirma que las protestas fueron orquestadas desde Estados Unidos.

Ned Price, portavoz del Departamento de Estado de EEUU (Andrew Harnik/REUTERS)
Ned Price, portavoz del Departamento de Estado de EEUU (Andrew Harnik/REUTERS)

Cuba, bajo un régimen de partido único, el Comunista, desde la revolución liderada por Fidel Castro en 1959, es un tema sensible en la política interna de Estados Unidos, que alberga una importante comunidad de exiliados cubanos, especialmente en Florida.

Según la ong Prisoners Defenders, desde el 1 de junio de 2021 hasta el 31 de mayo de 2022 han sufrido prisión política un total de 1.236 personas.

“En este momento concreto, con cierre de datos a fecha 31 de mayo de 2022, la lista de presos políticos de Cuba contiene 1.046 prisioneros políticos sufriendo condenas judiciales, así como también disposiciones de limitación de libertad por parte de las fiscalías sin supervisión judicial alguna, en flagrante violación de la ley internacional y el debido proceso”, denunció la ONG.

En su último informe, la organización indicó que realizó un estudio de algunas de las violaciones generalizadas más flangrantes de la Ley internacional, comunes a los 1.236 procesos de acusación.

Estas son: “Detención superior a 24 horas y prisión provisional; siempre impuestas por la parte acusadora (policía y fiscalía) sin supervisión judicial alguna; sólo han tenido ‘abogados’ dependientes del Gobierno; no han tenido acceso a la causa y el expediente completo de su acusación; los juicios se han realizado a puerta cerradalas pruebas periciales son todas de parte, puesto que los peritos dependen y trabajan para el Ministerio del Interior; y los testigos eran todos policías, miembros de las organizaciones del partido de poder o funcionarios del Estado”.

Con información de AFP

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR