Estados Unidos pidió que la guerra de Ucrania no frustre los esfuerzos de la lucha contra el cambio climático

John Kerry, enviado norteamericano para el clima, sostuvo que es posible satisfacer la necesidad de energía a base de hidrocarburos a corto plazo, especialmente en Europa, y seguir encaminados hacia la reducción de emisiones

El enviado climático de EEUU, John Kerry (Reuters)
El enviado climático de EEUU, John Kerry (Reuters)

El enviado estadounidense para el clima, John Kerry, advirtió este martes del peligro de utilizar la crisis energética provocada por la invasión rusa de Ucrania como excusa para construir más infraestructuras para combustibles fósiles.

Kerry hizo este llamamiento en el Foro Económico Mundial en Davos, que reúne cada año en Suiza a líderes empresariales y políticos de todo el mundo y donde la crisis climática es una de las principales preocupaciones.

“No debemos permitir que se cree una falsa narrativa de que lo que ha ocurrido en Ucrania de algún modo deja de lado la necesidad de seguir adelante y acelerar incluso lo que estamos tratando de hacer para abordar la crisis del clima”, dijo Kerry a los periodistas.

“Nadie debería creer que la crisis de Ucrania es una excusa para construir de repente el viejo tipo de infraestructuras que teníamos”, añadió.

FOTO DE ARCHIVO. Una sección de una estación de compresión de gas Snam cerca del punto de entrada de gas ruso cerca de la frontera austriaca en Malborghetto, Italia, en esta imagen de distribución sin fecha. Snam/Handout vía REUTERS
FOTO DE ARCHIVO. Una sección de una estación de compresión de gas Snam cerca del punto de entrada de gas ruso cerca de la frontera austriaca en Malborghetto, Italia, en esta imagen de distribución sin fecha. Snam/Handout vía REUTERS

Es posible, añadió, satisfacer la necesidad de energía a base de hidrocarburos a corto plazo, especialmente en Europa, y seguir encaminados hacia la reducción de emisiones en los próximos años.

La invasión rusa de Ucrania ha disparado los precios de la energía porque Rusia es uno de los principales productores mundiales de petróleo, gas natural y carbón.

La Unión Europea quiere reducir las importaciones de gas ruso en dos tercios este año y el bloque está debatiendo si impone un embargo de petróleo al país.

Entretanto, la presidenta de la Comisión Europea Ursula von der Leyen presentó un argumento distinto para avanzar hacia fuentes de energía renovable: la Unión Europea, dijo, debería evitar la dependencia en país poco confiables, como Rusia, en la vía hacia una economía más verde.

“Las economías del futuro”, dijo von der Leyen, ya no dependerán de hidrocarburos sino de litio, silicona y otros metales usados para la elaboración de baterías, chips, vehículos eléctricos y turbinas de viento.

Ursula von der Leyen. REUTERS/Arnd Wiegmann
Ursula von der Leyen. REUTERS/Arnd Wiegmann

“Para estas materias, dependemos de unos pocos países. Así que debemos evitar caer en la misma trampa en la que caímos con el petróleo y el gas. No debemos reemplazar las viejas dependencias con nuevas dependencias”, añadió.

Por su parte el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, dijo que la idea de que Europa “puede comprar tanto gas de Rusia como quiera, está mal. Es peligroso. Proporciona a Rusia una herramienta para intimidar y usar contra nosotros y eso se ha demostrado claramente ahora”.

Advierte contra cualquier dependencia excesiva de los productos básicos o tecnologías avanzadas o permitir el control extranjero sobre la infraestructura nacional como las redes 5G.

Stoltenberg dice: “Se trata de Rusia. Pero también sobre China. Otro régimen autoritario que no comparte nuestros valores. Y eso socava el orden internacional basado en reglas”.

(con información de AFP y AP)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR