Estados Unidos apuntó contra las “prácticas comerciales injustas” de China

En la primera revisión de la política económica de Beijing desde 2018 en la Organización Mundial del Comercio, la delegación de EEUU señaló que las estrategias más controvertidas del régimen comunista son las industriales

Foto de archivo de la sede central de la OMC en Ginebra, Suiza (Foto: REUTERS/Denis Balibouse)
Foto de archivo de la sede central de la OMC en Ginebra, Suiza (Foto: REUTERS/Denis Balibouse)

Estados Unidos declaró este miércoles que las políticas industriales de China “inclinan el campo de juego” contra los bienes y servicios importados, así como contra sus proveedores extranjeros, y que Washington buscará conseguir reformas por todos los medios.

Otras “prácticas comerciales injustas” incluyen el trato preferencial a empresas estatales, restricciones sobre datos, una defensa insuficiente de los derechos de propiedad intelectual y contra ciberdelitos, dijo el encargado de negocios de Estados Unidos ante la Organización Mundial de Comercio en la primera revisión de las prácticas comerciales de China desde 2018.

“Tampoco podemos ignorar los reportes del uso de trabajo forzado en varios sectores en China”, sostuvo David Bisbee en una aparente referencia a las acusaciones sobre los uigures detenidos en Xinjiang, algo que Pekín niega.

Estados Unidos usará todas las herramientas disponibles para intentar persuadir a China para que haga los cambios necesarios, agregó Bisbee, quien acusó a China de haberse convertido en “la mayor potencia comercial en la OMC, en tanto acentúa un enfoque del comercio por completo estatal en detrimento de los trabajadores y empresas de Estados Unidos y otros países”.

El barco contenedor más grande del mundo, el CSCL Globe de la compañía China Shipping Group, es remolcado hacia el interior del puerto de Hamburgo en una fotografía de archivo (Foto: EFE/Joern Pollex)
El barco contenedor más grande del mundo, el CSCL Globe de la compañía China Shipping Group, es remolcado hacia el interior del puerto de Hamburgo en una fotografía de archivo (Foto: EFE/Joern Pollex)

A punto de cumplirse 20 años del ingreso de China en la Organización Mundial del Comercio (OMC), ese país ha usado esa membresía para erigirse como el mayor exportador global, pero sigue sin desmantelar prácticas comerciales incompatibles con el libre mercado, aseguró Bisbee ante el organismo.

“Los miembros de la OMC esperaban que China desmontara para siempre esas políticas y prácticas, pero esa expectativa no se ha cumplido, ni parece que China tenga intención de cambiar”, destacó.

Según Bisbee, las políticas más controvertidas del régimen comunista son las industriales, que “van mucho más allá de apoyar a las empresas nacionales” y en realidad “distorsionan el terreno de juego en perjuicio de los productos y servicios importados”. Entre esas políticas dañinas según EEUU figuran desde los “fuertes subsidios que causan una grave y persistente sobrecapacidad” a tratamientos preferentes a empresas chinas, restricciones de información, o inadecuada aplicación de las leyes de propiedad intelectual.

“Tampoco podemos ignorar informaciones que acusan a China de uso de mano de obra forzada en diversos sectores”, así como de la “coacción económica” que Pekín ejerce contra los miembros de la OMC que critican la política comercial del país asiático en el seno de esta organización.

Bisbee subrayó que EEUU ha abierto en estas dos décadas 27 disputas comerciales contra China en el seno de la OMC, “ganando en todos los casos que se han cerrado”, aunque lamentó que Pekín no haya cambiado en muchos casos las malas prácticas que habían sido denunciadas en esos contenciosos.

Banderas de EEUU y China ondean afuera del edificio de una firma estadounidense en Pekín (Foto: REUTERS/Tingshu Wang)
Banderas de EEUU y China ondean afuera del edificio de una firma estadounidense en Pekín (Foto: REUTERS/Tingshu Wang)

La delegación de 20 miembros de China en las conversaciones estaba encabezada por el ministro de Comercio, Wang Wentao, quien según fuentes dijo que la política básica de China es abrir su economía y profundizar en las reformas respetando las normas de la OMC.

Sin embargo, otros miembros de la OMC instaron a China a seguir adelante con las reformas para lograr una competencia de mercado más justa y una mayor transparencia, agregaron las fuentes.

Australia instó a China a renunciar a su acceso al trato especial y diferenciado, concedido cuando se adhirió a la OMC hace 20 años, y dijo que las prácticas de Pekín han sido cada vez más incompatibles con sus compromisos con el organismo, según fuentes comerciales.

Japón también expresó su preocupación por la falta de transparencia e instó a China a abordar las cuestiones de las medidas que distorsionan el comercio y las empresas estatales.

(Con información de AFP, EFE y Reuters)

Seguir leyendo:


TE PUEDE INTERESAR