Las hospitalizaciones por COVID-19 siguen bajando en Florida

En otra batalla que lo separa de la Casa Blanca, el gobernador de la Florida está promoviendo el uso de anticuerpos monoclonales para tratar las infecciones de COVID 19. Los números empezaron a mejorar en el estado del sur, tras un verano complicado.

Imagen de archivo del gobernador de Florida, Ron DeSantis (Foto: EFE)
Imagen de archivo del gobernador de Florida, Ron DeSantis (Foto: EFE)

Después de un pico de COVID-19 que disparó contagios, internaciones y fallecimientos a comienzos de agosto, el estado de la Florida ha visto un declive sostenido en las hospitalizaciones durante los últimos 24 días.

Para el gobernador, Ron DeSantis, las buenas nuevas se deben en gran medida al impulso que su administración le dio a los tratamientos con anticuerpos monoclonales. En agosto, DeSantis lanzó un programa en el que el estado abrió clínicas en todos los condados en las que se entrega de manera libre y gratuita medicación de este tipo de tratamientos -que si se fuera a comprar de manera privada tiene un costo de más de 5 mil dólares-.

A lo largo de las 25 clínicas que están funcionando, Florida ya ha tratado a más de 90 mil pacientes con este tipo de tratamiento que fue aprobado por la FDA (Administración Federal de Alimentos y Medicinas, según sus siglas en inglés) el pasado mes de diciembre.

“Los resultados han sido muy positivos. Hemos visto reducciones muy, muy significativas en las hospitalizaciones y en las visitas a las salas de emergencias con casos de COVID 19”, explicaba DeSantis ante la prensa durante una visita al hospital North Broward, en el sur de la Florida.

El uso de anticuerpos para tratar este virus es una idea contemplada desde hace meses (Foto: EFE)
El uso de anticuerpos para tratar este virus es una idea contemplada desde hace meses (Foto: EFE)

El ex jefe de gabinete de DeSantis, Shane Strum, es ahora el presidente ejecutivo del hospital North Broward, y según contó el gobernador fue la primera persona que le habló de los beneficios del tratamiento de anticuerpos monoclonales, después de que su hospital comenzara a utilizarlo a mediados de diciembre.

“Mucha gente estaba insegura al principio acerca de los monoclonales, si eran efectivos o en qué pacientes los usábamos”, contaba Strum. “Cuando el medicamento se administra en las primeras 72 horas de infección, los estudios clínicos indican que disminuye en un 70% el riesgo de hospitalización y muerte”, confirmaba el doctor Aldo Calvo junto al gobernador.

“El tema es que se necesita tener un tratamiento disponible cuando se está lidiando con el COVID. El punto es que el COVID es una enfermedad tratable”, agregaba DeSantis quien confirmó que en el sur de Florida cerca del 60% de los pacientes tratados con este tipo de tratamientos estaban vacunados.

Pero la disponibilidad de medicinas de este tipo en Florida puede disminuir en las próximas semanas. Y allí recae la nueva pelea del gobernador con la Casa Blanca.

El departamento de salud y servicios humanos del gobierno federal se hará cargo de la distribución de la medicina necesaria para los tratamientos de anticuerpos monoclonales. Para ello, compraron 1,4 millones de dosis por adelantado, prácticamente vaciando los laboratorios. Si la Florida no puede comprar la medicina por su cuenta, como lo ha hecho hasta ahora, estará a merced de lo que le envíe el gobierno federal para utilizar entre sus residentes.

Va a haber un enredo y los pacientes son los que van a terminar sufriendo”, decía DeSantis.

Las clínicas que entregan este tipo de medicinas en Florida están abiertas a diario entre las 9 de la mañana y las 5 de la tarde. No se requiere una prescripción médica para recibir el tratamiento. El cirujano general del estado firmó una orden que indica que el tratamiento debe estar disponible para todos los mayores de 12 años que tengan COVID-19 y una condición médica pre-existente que los ponga en riesgo.

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR