Estados Unidos designó a un nuevo jefe de la diplomacia para América Latina

Se trata del embajador Brian Nichols, quien acaba de ser confirmado por el Senado como el subsecretario de estado para asuntos del hemisferio occidental


Brian Nichols
Brian Nichols

Tras medio año de demora, el Senado completó la audiencia de confirmación para el principal diplomático de Estados Unidos a cargo de las relaciones con América Latina y el Caribe. Brian Nichols es el primer afro-americano en este cargo en más de cuatro décadas.

La oposición republicana, con el senador Ted Cruz a la cabeza, bloqueó la nominación de diplomáticos durante los últimos seis meses, pero en estas semanas los procesos empezaron a concretarse.

El senador demócrata Bob Menéndez, quien además es el presidente del comité de relaciones exteriores de la cámara alta, destacó que el rol de Nichols es crucial en este momento por la gran inestabilidad que hay en diversos puntos de la región. Menéndez, como cubano-americano, habló de la actual crisis en Cuba, donde el pasado 11 de julio el pueblo salió a las calles a pedir libertad y el fin de la dictadura generando una ola de represión en la isla. A esto se suma la constante inestabilidad en Nicaragua y la precariedad institucional en Haití tras el asesinato del presidente y el terremoto.

“Con una amplia experiencia en las Américas, el embajador Brian Nichols, un funcionario de carrera de servicio exterior, promoverá hábilmente los intereses nacionales de Estados Unidos”, dijo Menéndez ante sus colegas del senado.

Nichols inició su carrera en el servicio diplomático en 1989 en Perú, donde aprendió a hablar de manera fluida español. Entre 1991 y 1993 fue funcionario político en El Salvador. Durante tres años, hacia finales de la década del 90 y principios del 2000, se desempeñó como consejero político adjunto en México. En el 2007 y hasta el 2010 fue subjefe de misión de la embajada americana en Colombia, y entre 2014 y 2017 volvió a Perú en calidad de embajador.

En la imagen un registro de Brian A. Nichols, nominado por el presidente de EE.UU., Joe Biden, como encargado de Latinoamérica en el Departamento de Estado. EFE/Ernesto Arias/Archivo
En la imagen un registro de Brian A. Nichols, nominado por el presidente de EE.UU., Joe Biden, como encargado de Latinoamérica en el Departamento de Estado. EFE/Ernesto Arias/Archivo

De regreso en Washington, desde las oficinas centrales del Departamento de Estado, estuvo al frente de programas de combate al narcotráfico en la región y presidió las oficinas de Asuntos del Caribe y Asuntos de Centro América.

“La pandemia del COVID-19 sigue provocando graves consecuencias sociales y económicas en países de la región. Y están los desafíos permanentes de seguridad y gobernabilidad en Centroamérica que alimentan la migración irregular”, explicó Menéndez mientras argumentaba a favor de la confirmación de Nichols.

Nacido hace 56 años en Rhode Island, estudió en la prestigiosa universidad de Tufts y está casado desde hace más de dos décadas con Geraldine Kam, también funcionaria del servicio exterior de los Estados Unidos, con quien tiene dos hijas.

Su carrera diplomática lo llevó a vivir, además de en Latinoamérica, en el sudeste asiático, donde se desempeñó como alto diplomático en Indonesia, y en África, donde hasta hace apenas unas semanas era el embajador en Zimbabwe.

Al ser confirmado en su cargo, uno de los primeros en felicitarlo públicamente fue Luis Almagro, Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), quien a través de un mensaje en la red social Twitter dijo que esperaba “con ansias continuar la asociación entre Estados Unidos y la OEA para fomentar más democracia, derechos humanos, desarrollo sostenible y seguridad para todos en las Américas”.

Ya confirmado en su cargo, Nichols jurará de inmediato para ponerse al frente de la oficina que hasta ahora no tenía una cabeza designada.

Seguir leyendo: