El gobernador de Florida amenazó con multas millonarias a las municipalidades que exijan a sus empleados estar vacunados

En un nuevo round en su cruzada personal contra las medidas contra el covid-19, Ron DeSantis aseguró que protegerá los puestos de trabajo de las personas

Fotografía de archivo del gobernador de Florida, Ron DeSantis. EFE/EPA/CRISTOBAL HERRERA-ULASHKEVICH
Fotografía de archivo del gobernador de Florida, Ron DeSantis. EFE/EPA/CRISTOBAL HERRERA-ULASHKEVICH

Bajo el lema “vacunas para todos, obligatorias para nadie”, el gobernador republicano Ron DeSantis informó que su gobierno pondrá multas de 5 mil dólares por cada empleado al que se le exija estar vacunado para poder ir a trabajar en cualquiera de las municipalidades de la Florida, ya sean ciudades o condados.

Si los gobiernos locales imponen esta regla, el estado se reserva la autoridad de multarlos. Considerando que hay municipalidades que tienen miles de empleados y que por cada uno de ellos se les cobrarían 5 mil dólares, estaríamos ante algunas de las multas más altas en la historia del estado.

La ciudad de Gainesville, por ejemplo, es una de las que ha aprobado una norma local en la cual le exigen a sus empleados presentar prueba de vacunación antes de fin de mes, o arriesgarse a ser despedidos. Unos 200 empleados, incluidos bomberos y policías, han demandado a la ciudad por esta norma.

No vamos a permitir que haya despidos por la obligatoriedad de vacunación. No se discrimina a personas que han servido fielmente durante años en base a algo que es, básicamente, una decisión personal sobre su salud individual”, dijo DeSantis en rueda de prensa desde el condado de Alachua, una pequeña región en la Florida que cobró notoriedad en las últimas semanas porque su junta escolar fue la primera en decidir que era obligatorio para todos los estudiantes y maestros usar tapa bocas en los colegios.

La amenaza de DeSantis tiene una base legal en la ley SB-2006, aprobada por la legislatura estatal que impide que negocios o gobiernos impongan sus propias reglas con respecto al COVID 19 y exijan vacunación obligatoriamente.

Imagen de archivo del gobernador de Florida, Ron DeSantis. EFE/EPA/CRISTOBAL HERRERA-ULASHKEVICH
Imagen de archivo del gobernador de Florida, Ron DeSantis. EFE/EPA/CRISTOBAL HERRERA-ULASHKEVICH

Condados como el de Orange (donde se encuentra la ciudad de Orlando) o Leon (donde está Tallahassee) han aprobado normas donde exigen a sus empleados estar vacunados o enfrentarse a ser despedidos, a menos que puedan demostrar una cuestión religiosa o de salud que les impida inocularse.

“Vamos a apoyar a los hombres y mujeres que nos prestan servicio. Vamos a proteger los puestos de trabajo de Florida (…) Aquí hay policías y bomberos que trabajan todo el tiempo mientras que tenemos algunos políticos que solo se conectan a un Zoom, sin ir a ningún lado, sin hacer nada, y tratan de imponer las vacunas a los policías que estuvieron protegiéndolos todo el tiempo. Nosotros no vamos a dejar que los desechen, ni podemos dejar que destruyan sus puestos de trabajo, sus familias y sus puestos de trabajo”, agregó DeSantis.

Municipalidades como la de Miami-Dade, que tienen medidas menos estrictas como exigirle a los empleados que no están vacunados que se realicen la prueba del COVID-19 dos veces a la semana, no correrían riesgo de ser multados.

Desde el condado de Orange, el alcalde Jerry Demings, aseguró que la medida del gobernador tiene motivaciones políticas, y aseguró que pelearán la medida, si es necesario, desde las cortes.

Nuestro objetivo es proteger a las personas en nuestra comunidad, mantenerlas seguras, lo cual es el papel fundamental del gobierno”, afirmó Demings.

Seguir leyendo: