Los ricos de Estados Unidos ahora son más ricos gracias a lo que ahorraron durante la pandemia

De los casi $4 billones de dólares que se ahorraron en el país durante el año pasado, un 70% fue para los más ricos, mientras los hogares con menores ingresos pudieron ahorrar incluso menos que en tiempos pre pandémicos

Los estadounidenses alcanzaron una cifra récord de ahorro durante la pandemia, pero la gran mayoría de esas ganancias estuvo concentrada en el 20% más rico del país. REUTERS/Dado Ruvic
Los estadounidenses alcanzaron una cifra récord de ahorro durante la pandemia, pero la gran mayoría de esas ganancias estuvo concentrada en el 20% más rico del país. REUTERS/Dado Ruvic

Un nuevo estudio de la consultora Oxford Economics indicó que durante la pandemia del coronavirus los estadounidenses sumaron casi $4 billones de dólares a sus ahorros, pero la mayoría de estos fueron para los ricos más ricos.

De acuerdo a los expertos, esto se debió a los controles de estímulo, el aumento de los mercados de valores y la menor cantidad de opciones de gasto que se derivó de la pandemia y las políticas de “lockdown” (encierro).

Todo contribuyó a un aumento masivo del ahorro que superó los $3,7 billones de dólares. Sin embargo, alrededor del 70% de esta ganancia fue para el 20% más rico del país.

Este exceso de ahorro estaba incluso más sesgado hacia la cima de la pirámide adquisitiva antes de la pandemia, ya que de los $2,6 billones en ahorros líquido que se producían, un 80% iba para el 20% más rico y un 42% para el 1%, es decir, los más ricos de los ricos.

Al mismo tiempo, “los hogares en el quintil de ingresos más bajo ahorraron menos de lo que implicaba su comportamiento pre pandémico”, encontró el estudio.

Esto se consideró algo inesperado según los investigadores del estudio. No que los ingresos y riqueza se concentren en la parte superior, lo cual es habitual, sino que hubiera tanta desigualdad en las dinámicas de ahorro en un tiempo difícil como lo está siendo la pandemia.

IMAGEN DE ARCHIVO. La bandera de Estados Unidos se ve en un edificio en Wall Street, en el distrito financiero de Nueva York, EEUU. Noviembre 24, 2020. REUTERS/Brendan McDermid
IMAGEN DE ARCHIVO. La bandera de Estados Unidos se ve en un edificio en Wall Street, en el distrito financiero de Nueva York, EEUU. Noviembre 24, 2020. REUTERS/Brendan McDermid

“Estos últimos datos sugieren que los ahorros están aún más sesgados hacia la cima de lo que pensábamos”, dijo Nancy Vanden Houten, economista coautora del estudio con Gregory Daco a CNBC.

El gran exceso de ahorro podría tener implicaciones para la economía y los mercados. Los economistas citan el auge del ahorro en Estados Unidos como una de las razones por las que el gasto de los consumidores seguirá siendo fuerte en los próximos meses o incluso años, ya que los hogares podrán aprovechar sus ahorros para un consumo continuo.

El estudio pronosticó que alrededor de $360 mil millones de dólares de ahorros se gastarán durante el próximo año y medio, según el gasto de los hogares y las tasas de ahorro.

Sin embargo, debido a que los ahorros son tan pesados, la gran mayoría del gasto también será de los ricos y acomodados. El estudio estima que más de $250 mil millones de dólares de los aproximadamente $360 mil millones de dólares en gastos provendrán del quintil superior, lo que significa que el gasto del consumidor en los próximos meses y años será más fuerte entre los ricos.

Los economistas dicen que los restaurantes de alta gama, los complejos turísticos, la moda, los artículos de colección, las joyas, el vino y otras empresas que atienden a los ricos tendrán mejores resultados en los próximos meses que los minoristas y las empresas del mercado masivo.

El estudio mostró que el ahorro de los hogares con ingresos medios o bajos fue incluso menor el año pasado que en tiempos pre pandémicos. (Imagen de archivo)
El estudio mostró que el ahorro de los hogares con ingresos medios o bajos fue incluso menor el año pasado que en tiempos pre pandémicos. (Imagen de archivo)

“Dado que los hogares de ingresos altos ahorraron más durante este período, las perspectivas del gasto de los consumidores dependerán en gran medida de esos hogares”, dijo Vanden Houten.

Los ricos también suelen gastar una parte más pequeña de sus ahorros en consumo que la clase media y los que ganan menos, por lo que el gasto general en los próximos meses de ahorros podría no cumplir con las proyecciones.

“Esto no tiene precedentes”, dijo Vanden Houten. “Hay algunos límites en el gasto. ¿Se irán las personas adineradas a dos vacaciones en lugar de una porque se perdieron una en 2020? ¿O simplemente se tomarán unas vacaciones más elaboradas? No lo sabemos”.

Lo cierto es que este escenario sin precedentes plantea para los investigadores de tendencias de consumo y capacidad de ahorro la posibilidad de validar o replantear lo que hasta ahora creemos que es el comportamiento habitual de las personas de acuerdo a su nivel de ingresos.

SEGUIR LEYENDO