Hallaron muerto en su domicilio a otro de los policías que respondió al asalto contra el Capitolio de EEUU

Es el tercero que es encontrado sin vida en circunstancias similares

Gunther Hashida, policía que fue encontrado muerto
Gunther Hashida, policía que fue encontrado muerto

Gunther Hashida, oficial de la Policía Metropolitana de Washington que respondió el pasado 6 de enero a los ataques de la turba partidaria del ex presidente Donald Trump contra el Capitolio, fue hallado muerto en su domicilio, en lo que podría ser un nuevo caso de suicidio, según informaron medios estadounidenses.

“El oficial Gunther Hashida, asignado al Equipo de Respuesta de Emergencias dentro de la División de Operaciones Especiales, ha sido encontrado muerto en su residencia el jueves 29 de julio”, confirmó este lunes a la CNN la portavoz del Departamento de Policía, Kristen Metzger.

Hashida, de 43 años, se unió al cuerpo en 2003. Se trata del tercer policía que muere en circunstancias similares después de aquel episodio en el que una turba de extremistas asaltó la sede del Poder Judicial en Washington.

El oficial Hashida fue un héroe que arriesgó su vida para salvar nuestro Capitolio, la comunidad del Congreso y nuestra propia democracia. Todos los estadounidenses están en deuda con él por su gran valor y patriotismo”, recordó la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

En caso de que se confirme el suicidio, sería el tercero entre los agentes que acudieron a sofocar la revuelta del 6 de enero, el segundo entre las filas del Departamento de Washington DC. Jeffrey Smith, un veterano de este cuerpo y Howard Liebengood, oficial de la Policía del Capitolio con más de 16 años de experiencia, se quitaron la vida un mes después de aquel episodio.

Manifestantes pro-Trump asaltan los terrenos del Capitolio en Washington (Foto: EFE)
Manifestantes pro-Trump asaltan los terrenos del Capitolio en Washington (Foto: EFE)

Además de ellos, otro oficial del Capitolio, Brian D. Sicknick, murió un día después tras sufrir un derrame cerebral.

En los últimos meses se ha puesto de relieve la fuerte presión a la que se vieron sometidos los agentes que respondieron a los disturbios. La semana pasada, durante el comité parlamentario que investiga lo ocurrido aquel día, un grupo de oficiales aseguraron seguir lidiando junto a sus familias con el trauma que supusieron los incidentes de aquel día.

El oficial de la Policía del Capitolio, Harry Dunn, aprovechó su comparecencia ante el comité para también animar a sus compañeros a acudir a ayuda profesional si así lo necesitaban: “Lo que pasamos todos aquel día fue traumático, y si se está sufriendo, no hay absolutamente nada de malo en buscar asesoramiento profesional”.

Trump ya fue sometido a un segundo juicio político (“impeachment”) del que fue absuelto por haber animado a sus seguidores a marchar al Capitolio.

Por el momento, el Departamento de Justicia presentó cargos contra más de 550 personas, que van desde posesión de armas, insurrección, asalto contra la autoridad, invasión de espacios estatales restringidos e intentos por paralizar procesos electorales.

Entre los procesados, está un hombre de Florida que fue sentenciado por un tribunal de Washington a ocho meses de prisión por participar en el asalto al Capitolio el 6 de enero, en la primera condena de cárcel desde el ataque que sacudió la democracia estadounidense.

(Con información de Europa Press)

Seguir leyendo: