El presidente Joe Biden aseguró que “con toda probabilidad” habrán nuevas restricciones en Estados Unidos por el repunte de casos de COVID-19

El Gobierno norteamericano trabaja para reactivar la campaña de inmunización ante el rebrote de la enfermedad causado por la variante Delta

El presidente Joe Biden aseguró que “con toda probabilidad” habrán nuevas restricciones en Estados Unidos por el repunte de casos de COVID-19 (FOTO: REUTERS)
El presidente Joe Biden aseguró que “con toda probabilidad” habrán nuevas restricciones en Estados Unidos por el repunte de casos de COVID-19 (FOTO: REUTERS)

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo el viernes que “con toda probabilidad” serán impuestas nuevas medidas de restricción en Estados Unidos, en respuesta al repunte de casos de COVID-19.

Cuando se le preguntó si los estadounidenses deberían esperar nuevas recomendaciones o nuevas restricciones de parte de las autoridades sanitarias, el mandatario respondió que “con toda probabilidad”, antes de salir de la Casa Blanca en helicóptero para su descanso del fin de semana.

No especificó qué medidas podrían ser tomadas.

Estados Unidos se ve expuesto a un repunte de casos de COVID-19 debido a la propagación de la variante Delta, altamente contagiosa.

La campaña de vacunación en Estados Unidos avanza lentamente (FOTO: REUTERS)
La campaña de vacunación en Estados Unidos avanza lentamente (FOTO: REUTERS)

Biden agregó, sin embargo, que el país había tenido “un buen día” el jueves en términos de vacunaciones.

“Casi un millón de personas se vacunaron”, dijo, mientras su administración trabaja para reactivar la enlentecida campaña de inmunización. “Tengo la esperanza de que la gente esté empezando a darse cuenta de lo esencial que es”, afirmó el presidente.

Las autoridades sanitarias recomendaron esta semana que incluso las personas vacunadas vuelvan a usar mascarilla en lugares cerrados en áreas con altas tasas de infección.

VACUNACIONES OBLIGATORIAS

Entre las medidas tomadas por el Gobierno federal, se encuentra el endurecimiento de las regulaciones sanitarias para sus millones de empleados, que ahora deben vacunarse o usar mascarillas y someterse a pruebas con regularidad, incluso en zonas con pocos casos.

El presidente Joe Biden tomó una serie de medidas para impulsar la vacunación contra el covid-19 en Estados Unidos, entre ellas exigir a millones de empleados federales que se vacunen o cumplan una serie de restricciones, según un comunicado de la Casa Blanca difundido del jueves.

El presidente Biden no especificó qué medidas podrían ser tomadas (FOTO: REUTERS)
El presidente Biden no especificó qué medidas podrían ser tomadas (FOTO: REUTERS)

Aquellos que no “demuestren estar totalmente vacunados” tendrán que llevar una mascarilla en el trabajo, independientemente de su ubicación, mantener distanciamiento físico con otros empleados y “cumplir con un requisito de pruebas de detección semanales o dos veces por semana”, indica el comunicado emitido poco antes de un discurso de Biden.

Además, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, pedirá al Pentágono que añada a la lista de vacunas obligatorias de los militares estadounidenses la inmunización contra el COVID-19, dado que están desplegados “en todo el mundo”, incluyendo lugares donde la enfermedad está muy extendida, indicó la Casa Blanca en un comunicado.

El anuncio de Biden sobre los trabajadores gubernamentales supone un intento de ir todo lo lejos que le permite su autoridad para impulsar la campaña de vacunación en Estados Unidos, que se ha ralentizado notablemente en los últimos dos meses.

El presidente no puede ordenar a todos los estadounidenses que se vacunen, algo que únicamente podrían hacer los gobiernos estatales y locales y que sería muy polémico en un país como Estados Unidos, donde la libertad individual se valora enormemente.

Lo que sí puede hacer es emitir un mandato para quienes trabajan para el Gobierno federal, aunque no ha querido llegar al punto de obligarles a vacunarse, sino que ha querido darles una “opción” de no hacerlo si realmente se niegan, según la Casa Blanca.

(Con información de AFP)

SEGUIR LEYENDO: