Dos avionetas chocaron en pleno vuelo cerca de Denver: los pilotos resultaron ilesos tras realizar aterrizajes de emergencia

La colisión se produjo entre un bimotor Fairchild Metroliner y un monomotor Cirrus SR22

La colisión entre un bimotor Fairchild Metroliner y un monomotor Cirrus SR22 se produjo cuando ambos aviones estaban aterrizando (CBS Denver via AP)
La colisión entre un bimotor Fairchild Metroliner y un monomotor Cirrus SR22 se produjo cuando ambos aviones estaban aterrizando (CBS Denver via AP)

El piloto de un avión que colisionó con otro en pleno vuelo cerca de Denver solicitó un aterrizaje de emergencia por un fallo del motor, sin saber que su avión estaba casi partido por la mitad, según el audio del control aéreo. Milagrosamente, ambos aviones aterrizaron y nadie resultó herido.

Los aviones se disponían a aterrizar en un pequeño aeropuerto regional de un suburbio de Denver el miércoles cuando colisionaron, según la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB, por sus siglas en inglés) y South Metro Fire Rescue.

El piloto que solicitó el aterrizaje de emergencia era la única persona a bordo de un bimotor Fairchild Metroliner que aterrizó en el aeropuerto Centennial a pesar de los importantes daños sufridos en su sección de cola. El avión es propiedad de una empresa con sede en Colorado, Key Lime Air, que opera aviones de carga.

“Parece que el motor derecho falló, así que voy a continuar mi aterrizaje aquí”, dijo el piloto en un clip de audio con el control de tráfico aéreo.

El segundo avión, un monomotor Cirrus SR22 de 2016, fue alquilado por Independence Aviation, apuntó la compañía en un comunicado. Su piloto desplegó con éxito un sistema de paracaídas de fuselaje diseñado por Cirrus Aircraft para frenar el descenso de la nave tras la colisión.

La avioneta Cirrus llevaba un piloto y un pasajero a bordo cuando el piloto desplegó un paracaídas rojo y blanco y descendió a la deriva hasta un aterrizaje seguro en un campo cerca de las casas del parque estatal de Cherry Creek, informó el ayudante del sheriff del condado de Arapahoe, John Bartmann.

El hecho no dejó heridos (South Metro Fire Rescue via AP)
El hecho no dejó heridos (South Metro Fire Rescue via AP)

“Cada uno de estos pilotos necesita ir a comprar un billete de lotería ahora mismo. No recuerdo nada como esto, y que además nadie resulte herido, es algo asombroso”, dijo Bartmann.

June Cvelbar expresó al canal de televisión KUSA que fue testigo de la colisión mientras caminaba por un parque estatal. “Vi dos aviones en el cielo. Vi un avión verde más grande, que pensé que era un avión de remolque, junto con lo que pensé que era un planeador remolcado por él. Oí un ruido, pero no me di cuenta de que los dos aviones habían chocado”, manifestó en un correo electrónico.

Cvelbar dijo que vio al avión verde salir volando y poco después vio a la nave más pequeña desplegar su paracaídas. Según relató, inicialmente pensó que se trataba de un ejercicio de entrenamiento: “Cuando me di cuenta de que el avión pequeño estaba cayendo, corrí hacia él. El piloto y su pasajero estaban levantados y en marcha”.

Shelly Whitehead, por su parte, comentó a KCNC-TV que estaba en su cocina cuando escuchó un fuerte golpe que sonó como un petardo. Salió corriendo a su patio y vio el avión que desplegó el paracaídas bajando en el campo detrás de su casa.

“Pensé: ‘¿Es alguien que acaba de saltar de un avión? Y entonces me di cuenta de que el paracaídas estaba conectado a un avión. Pensé con seguridad que no iban a salir de allí”, reconoció.

Tanto Key Lime Air, una compañía de vuelos chárter de pasajeros y carga, como Independence Aviation, una escuela de vuelo y empresa de alquiler de aviones propietaria del avión Cirrus, tienen su sede en las afueras del aeropuerto de Centennial, uno de los aeropuertos de aviación general más concurridos de Colorado.

Las autoridades no revelaron hasta el momento las identidades de las personas que iban en los aviones.

El Metroliner de Key Lime Air quedó prácticamente partido por la mitad (CBS Denver via AP)
El Metroliner de Key Lime Air quedó prácticamente partido por la mitad (CBS Denver via AP)

“En este momento, estamos permitiendo que la NTSB y la FAA lleven a cabo su investigación”, dijo un comunicado emitido por Derek Severns del Cirrus Platinum Training Center, un centro de formación de pilotos.

La Junta Nacional de Seguridad del Transporte señaló en Twitter que estaba enviando personal para investigar. Key Lime Air cooperará con la investigación, anunció la compañía en un comunicado.

Los registros de la Administración Federal de Aviación muestran que los aviones operados por Key Lime Air han estado involucrados en tres accidentes mortales.

En 2016, un avión chárter de Key Lime Air en un vuelo nocturno desde la ciudad de Panamá, Florida, a Albany, Georgia, se estrelló después de posiblemente romperse en el aire mientras el único piloto a bordo trataba de navegar por el mal tiempo cerca de Camilla, Georgia.

En 2001, un vuelo de Key Lime Air se estrelló a unos 48 kilómetros de la ciudad de Pagosa Springs, en el sur de Colorado, y murieron dos personas a bordo.

En 2000, dos pilotos a bordo de un Piper de Key Lime Air murieron tras estrellarse cerca de Kiowa, Colorado, al sureste de Denver.

Con información de AP

SEGUIR LEYENDO: