Los Biden sumaron un gato a la Casa Blanca para apaciguar a sus perros

La incorporación de esta nueva mascota forma parte de las sesiones para mejorar el comportamiento del pastor alemán Major tras haber protagonizado varios incidentes de mordeduras en marzo

El presidente estadounidense Joe Biden y la primera dama Jill Biden caminan hacia el Marine One en la Casa Blanca en Washington, DC, Estados Unidos, EFE / EPA / SHAWN THEW
El presidente estadounidense Joe Biden y la primera dama Jill Biden caminan hacia el Marine One en la Casa Blanca en Washington, DC, Estados Unidos, EFE / EPA / SHAWN THEW

Conocidos por su afición a los perros, los Biden llevaron ahora a la Casa Blanca a un gato.

“Sí, es cierto”, dijo la primera dama Jill Biden al comentar la novedad en el programa Today de NBC, en una entrevista transmitida el viernes.

La llegada de un primer felino a la Casa Blanca, que se rumoreaba desde hace mucho tiempo, significa un nuevo desafío para el bullicioso pastor alemán Major, de la pareja presidencial.

El joven ex perro de rescate, un fiel compañero de otro pastor alemán, Champ, mucho mayor, sigue desde abril sesiones para mejorar su comportamiento tras haber protagonizado varios incidentes de mordeduras.

FOTO DE ARCHIVO: El pastor alemán llamado Major es paseado con una correa por el Pórtico Sur de la Casa Blanca minutos antes de que el presidente Joe Biden salga de viaje hacia Ohio desde Washington el 23 de marzo de 2021. REUTERS/Jonathan Ernst
FOTO DE ARCHIVO: El pastor alemán llamado Major es paseado con una correa por el Pórtico Sur de la Casa Blanca minutos antes de que el presidente Joe Biden salga de viaje hacia Ohio desde Washington el 23 de marzo de 2021. REUTERS/Jonathan Ernst

El presidente Joe Biden dijo que el comportamiento poco presidencial del perro se debió a que el can se vio sorprendido por la masiva presencia de agentes del Servicio Secreto y otras personas en el concurrido complejo de la Casa Blanca.

Ahora, el ansioso Major también tendrá que usar sus nuevas habilidades con un gato. “Eso fue parte de su entrenamiento. Lo llevaron a un refugio con gatos y le hizo bien”, dijo Jill Biden.

Michael LaRosa, portavoz de la primera dama de EEUU, contó el pasado 12 de abril que el entrenamiento para el pastor alemán de 3 años se llevaría a cabo en un sitio externo, no en la Casa Blanca, aunque sí en el área metropolitana de Washington. Se prevé que el entrenamiento dure unas cuantas semanas, añadió.

Los Biden también tienen otro pastor alemán, Champ de 12 años, en la Casa Blanca. Pero es el can más joven el que ha sido la fuente de percances desde que ambos se mudaron a la Casa Blanca en enero.

Los perros del presidente estadounidense Joe Biden, Champ y Major, son vistos con un ayudante en el jardín sur de la Casa Blanca en Washington, D.C., el 31 de marzo de 2021 (Mandel Ngan/Pool vía REUTERS)
Los perros del presidente estadounidense Joe Biden, Champ y Major, son vistos con un ayudante en el jardín sur de la Casa Blanca en Washington, D.C., el 31 de marzo de 2021 (Mandel Ngan/Pool vía REUTERS)

A fines de marzo, la Casa Blanca confirmó que Major había mordido a alguien durante un paseo. Poco antes de ese incidente, el perro causó lo que la residencia presidencial dijo que era una herida leve a un empleado del Servicio Secreto el 8 de marzo.

Ambos perros se fueron un tiempo de vuelta a la casa de los Biden en Delaware después del primer incidente. La Casa Blanca señaló que era debido a que la primera dama estaría viajando durante unos días, pero el presidente había dicho que Major estaba siendo entrenado.

Durante el Día Nacional de la Mascota celebrado el domingo 11 de abril, Jill Biden tuiteó unas fotografías donde aparecen los perros y las acompañó con la frase: “¡Amo a estos dos!”.

Con información de AFP y AP

SEGUIR LEYENDO: