Confirmaron en Estados Unidos el primer contagio por la nueva cepa brasileña del coronavirus

El caso de la variante P.1 fue reportado en Minnesota. El Departamento de Salud estatal indicó que se trata de un residente que viajó recientemente al país sudamericano

Estados Unidos es el país más afectado por la pandemia (REUTERS/Go Nakamura)
Estados Unidos es el país más afectado por la pandemia (REUTERS/Go Nakamura)

Estados Unidos confirmó este lunes el primer contagio por la nueva cepa brasileña del coronavirus. El caso fue reportado en el estado de Minnesota. El Departamento de Salud estatal indicó que se trata de un residente que viajó recientemente al país sudamericano.

Esa persona comenzó a sentirse mal la primera semana de enero, y el 9 de enero fue testeado positivo por la variante denominada P.1.

“Esto no es sorprendente. Es un hecho muy difícil, pero al mismo tiempo no es inesperado”, manifestó en una entrevista Michael T. Osterholm, director del Centro de Investigación y Política de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Minnesota y asesor del equipo de respuesta al coronavirus del presidente Joe Biden, según informa The Washington Post.

Las autoridades indicaron que la persona ha estado aislada, mientras continúan investigando el caso.

Las nuevas cepas halladas en Brasil y Sudáfrica han suscitado especial preocupación entre los científicos porque contienen mutaciones que pueden permitir al virus evadir los efectos de algunos anticuerpos, como los anticuerpos monoclonales desarrollados como terapias para pacientes con covid-19.

La variante brasileña del coronavirus es una de las tres que ha llamado la atención en el planeta junto a la británica y la sudafricana. Esta variante tiene su origen en Manaos, la capital amazónica de Brasil, y se considera altamente contagiosa, pues tiene alteraciones genéticas similares a las encontradas en el Reino Unido y Sudáfrica.

Italia anunció también este lunes su primer caso de la variante brasileña. Esto, pese a que la semana pasada el Gobierno suspendió todos los vuelos desde Brasil y prohibió la llegada a quienes hayan transitado por el país latinoamericano en los últimos 15 días. Alemania, en tanto, informó el primer caso de la nueva cepa el pasado viernes.

La farmacéutica Moderna informó este lunes de que su vacuna, una de las que ya circulan en varios países, protege contra las variantes británica y sudafricana, aunque aún no tiene datos sobre la brasileña.

En Estados Unidos rige una prohibición de viajes desde Brasil debido a la pandemia, aunque los nacionales estadounidenses o residentes permanentes están exentos.

El ex presidente estadounidense Donald Trump ordenó antes de dejar el poder levantar esa prohibición, pero el nuevo mandatario, Joe Biden, reimpuso este lunes las restricciones tanto al país sudamericano como a las naciones europeas de la zona Schengen, el Reino Unido, Brasil; y ha añadido Sudáfrica. “El presidente ha decidido mantener las restricciones que estaban anteriormente para el área europea Schengen, el Reino Unido, la República de Irlanda y Brasil”, anunció la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki.

La OMS describió a la nueva cepa brasileña como una "variante preocupante" del coronavirus (Christopher Black/WHO/Handout via REUTERS)
La OMS describió a la nueva cepa brasileña como una "variante preocupante" del coronavirus (Christopher Black/WHO/Handout via REUTERS)

La Organización Mundial de la Salud (OMS) describió a la nueva cepa del SARS-CoV-2 hallada en Brasil como una “variante preocupante”, que podría impactar en la respuesta inmunitaria.

Una preocupación suplementaria para Brasil, donde la pandemia, en nueva fase ascendente, dejó ya más de 207 mil muertos, un balance superado sólo por los Estados Unidos. Con una incidencia brutal en Manaos, la capital de Amazonas está cerca del colapso ante el aumento de contagios y muertes.

La estatal Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz), el mayor centro de investigación médica de Latinoamérica, confirmó la identificación y circulación de una nueva variante del coronavirus originaria en el estado del Amazonas.

Se trata de la misma que llegó a Japón después de que cuatro viajeros nipones visitaran la región amazónica brasileña y, según aseguró Felipe Naveca, quien es el subdirector de investigación de Fiocruz Amazonía, la nueva variante presenta una serie de mutaciones inéditas.

La nueva cepa fue hallada por científicos brasileños a fines de diciembre.

Según un estudio del Laboratorio Nacional de Computación Científica (LNCC), vinculado al Ministerio de Ciencia y Tecnología y realizado en conjunto con la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ), la nueva variante fue detectada por primera vez el pasado octubre en la ciudad de Río de Janeiro, capital del estado homónimo.

“Esta es la nueva realidad de covid (...) Este es ahora el amanecer de la era de las variantes”, sostuvo Osterholm.

La región del Amazonas, en Brasil, sufrió un grave colapso sanitario ante el avance del coronavirus (Photo by MARCIO JAMES / AFP)
La región del Amazonas, en Brasil, sufrió un grave colapso sanitario ante el avance del coronavirus (Photo by MARCIO JAMES / AFP)

Preocupación en Brasil ante el avance del coronavirus

El estado brasileño de Amazonas aplica desde este lunes medidas restrictivas para controlar el covid-19 y San Pablo empezará a hacerlo por la noche, en plena segunda ola de la pandemia que no da tregua al país, con más de 217.000 muertes.

Amazonas, el estado brasileño (de un total de 27) proporcionalmente con más muertos por el nuevo coronarivus, limita la circulación de personas a una por núcleo familiar para hacer compras e impone el cierre de todos los comercios no esenciales hasta el 31 de enero.

El sistema de salud de Manaos, la capital amazónica, colapsó hace dos semanas; la falta de oxígeno en los hospitales provocó decenas de muertes y obligó a evacuar a más de 200 pacientes hacia otros estados. “Estamos en guerra” y sin medidas de confinamiento la situación será “mucho peor”, advirtió el alcalde de Manaos, David Almeida, en una entrevista el sábado con la agencia AFP.

San Pablo, por su parte, restringirá a las actividades esenciales su vida nocturna de lunes a viernes a partir de las 20 y durante dos fines de semana completos. En el estado más rico y poblado de Brasil, la pandemia “mata a una persona cada seis minutos”, dijo la semana pasada el coordinador ejecutivo de la célula paulista de lucha contra el nuevo coronavirus, Joao Gabbardo.

Brasil comenzó a vacunar a su población la semana pasada (REUTERS/Ricardo Moraes)
Brasil comenzó a vacunar a su población la semana pasada (REUTERS/Ricardo Moraes)

El boletín semanal de la Fundación Fiocruz, una prestigiosa institución de investigación, indicó el sábado que Brasil enfrenta un “escenario preocupante”, ya que desde inicios de año “ningún estado presentó tendencia de baja de incidencia o mortalidad” del virus. El informe señala también que la ocupación de camas para adultos en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) están “en zona de alerta crítica” en muchas capitales de estado y que ocho de ellas tienen una tasa de ocupación “de por lo menos 80%”. En Rio de Janeiro, esa tasa llega a 99,8% y en Manaos a 94,1%.

El estado de Rondonia, en la región amazónica, anunció el fin de semana haber llegado a un acuerdo con el gobierno federal para transferir a 543 pacientes afectados por el covid-19 a otros estados.

Brasil, un país de 212 millones de habitantes, empezó a vacunar a grupos prioritarios la semana pasada, pero dispone por el momento de 12,8 millones de dosis de dos vacunas (la china CoronaVac y la británica de AstraZeneca/Oxford, que requieren dos aplicaciones) y la continuidad del proceso depende de insumos que deben llegar de China.

Con información de The Washington Post y AFP

Seguir leyendo: