Los CDC estudian bajar el período de autoaislamiento en los posibles contagios de coronavirus

La actual recomendación de una cuarentena de dos semanas tras un contacto estrecho podría reducirse a un plazo de siete a 10 días, con el objetivo de reforzar el cumplimiento por parte de la población

(EFE)
(EFE)

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU están analizando la posibilidad de reducir los tiempos recomendados de cuarentena para una persona que estuvo expuesta al coronavirus, con el objetivo de reforzar el cumplimiento ante el fuerte aumento de casos en el país.

Henry Walke, gerente de incidentes de covid-19 para la agencia, adelantó en declaraciones al Wall Street Journal los planes del organismo. Según explicó, los funcionarios están finalizando el armado de nuevas recomendaciones que indicarían que el período de autoaislamiento ante un contacto estrecho sería de entre siete y 10 días, siempre que incluya una prueba negativa de coronavirus para reforzar el riesgo bajo de la reanudación de actividades.

No obstante, los funcionarios todavía están discutiendo el plazo exacto y qué tipo de test es el sugerido para poder salir del aislamiento sin poner en alto riesgo al resto de la población. Pero confían en que un resultado negativo dé la luz verde para retomar las actividades.

Si bien existe la posibilidad de un falso negativo o que el examen sea realizado cuando la infección aún no es detectable, Walke indicó que los beneficios pueden exceder los riesgos. De todas formas, considera que las actividades en los primeros días no deberían incluir encuentros con personas de la población de riesgo.

Centro de diagnóstico en El Paso, Texas (Reuters)
Centro de diagnóstico en El Paso, Texas (Reuters)

La clave del asunto es que la actual recomendación de 14 días, basada en el tiempo máximo que demora la infección en producir síntomas, estaría siendo considerada excesiva por muchos estadounidenses y directamente la abandonan en los primeros días. En cambio, la esperanza de los investigadores es que un período menor resulte en mayor cumplimiento sin disparar considerablemente los contagios..

“Creemos que el trabajo que hemos hecho, y algunos de los estudios que tenemos y los datos de modelado que tenemos, muestran que podemos con las pruebas acortar las cuarentenas. (...) Con suerte, la gente podría cumplir mejor con la cuarentena si fuera, por ejemplo, de siete a diez días”, dijo Walke al WSJ.

Investigaciones recientes sostienen que menos del 10% de los infectados demora más de 10 días en presentar síntomas, y que cerca el 50% los desarrolla entre cinco y seis días después del contagio, por lo que esa semana de autoaislamiento sí es imprescindible tras un contacto estrecho.

El tiempo recomendado también puede depender de la situación epidemiológica. En escenarios de casi ningún contagio, la cuarentena de 14 días es de mayor importancia porque un solo caso podría originar un nuevo brote.

De todas formas, el periódico neoyorquino advirtió que este régimen propuesto que da gran importancia a las pruebas de diagnóstico podrían saturar los ya ajetreados laboratorios con un mayor volumen de pedidos de tests.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Estados Unidos volvió a superar las 2.000 muertes diarias por covid-19 y hay un récord de hospitalizaciones

Los Ángeles prohibió a los restaurantes tener servicio de comedor tras el aumento de contagios de COVID-19