Quién es Hope Hicks, la mujer a la que señalan como posible fuente de contagio del coronavirus a Donald Trump

Tiene 31 años y había viajado el miércoles junto al presidente en el avión Air Force One a Minesota, donde tenía un mitin de campaña. El resultado de su prueba se conoció horas antes que los del mandatario y la primera dama

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, junto a Hope Hicks, cuando era directora de Comunicación de la Casa Blanca (TING SHEN / ZUMA PRESS / Europa Press)
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, junto a Hope Hicks, cuando era directora de Comunicación de la Casa Blanca (TING SHEN / ZUMA PRESS / Europa Press)

La confirmación de que el presidente Donald Trump y la Primera Dama tienen coronavirus hizo que la atención del mundo se posara sobre Hope Hicks, una asesora clave del mandatario, que sin embargo venía pasando desapercibida. El contagio de la consejera se conoció el jueves por la tarde, lo que desencadenó todo tipo de especulaciones, por lo cerca que había estado de Trump los días anteriores.

“Ella dio positivo”, confirmó el propio presidente a la cadena Fox News. “Acabo de hacerme un test y veremos qué pasa”, añadió entonces. Horas más tarde, se supo el resultado que tiene en vilo al planeta. “Esta noche la Primera dama y yo dimos positivo de covid-19. Empezaremos inmediatamente nuestra proceso de cuarentena y de recuperación. ¡Superaremos esto JUNTOS!”, escribió Trump en Twitter.

Hope Hicks es hoy una de las principales asesoras del presidente (EFE /EPA /KEVIN DIETSCH)
Hope Hicks es hoy una de las principales asesoras del presidente (EFE /EPA /KEVIN DIETSCH)

Hicks, de 31 años, viajó el miércoles junto a Trump en el avión presidencial Air Force One a Minesota, donde el mandatario tenía un mitin de campaña. También viajaron juntos el martes a Cleveland para el debate presidencial y el sábado a Pensilvania a otro mitin. A ella se la vio sin mascarilla en distintos momentos de estos viajes, lo mismo que a Trump, que no usa tapabocas en público.

Hicks fue la portavoz de la campaña presidencial de Trump en 2016. Conocida por su lealtad y su bajo perfil público, formó parte del pequeño círculo íntimo que recorrió el país con Trump a bordo de su jet privado mientras ganar la nominación republicana y luego la presidencia parecía imposible. A menudo se la describe como alguien especialmente hábil para leer los estados de ánimo del presidente y ayudar a otros a navegar por sus instintos.

Hicks camina hacia el Air Force One para salir de Washington con el presidente y otros miembros del personal en un viaje de campaña a Minnesota, el 30 de septiembre de 2020 (REUTERS/Leah Millis)
Hicks camina hacia el Air Force One para salir de Washington con el presidente y otros miembros del personal en un viaje de campaña a Minnesota, el 30 de septiembre de 2020 (REUTERS/Leah Millis)

Nació en una familia con fuertes raíces políticas. Su madre era asesora parlamentaria de un representante demócrata de Tennessee y su padre era jefe de personal de un congresista republicano de Connecticut. Se conocieron trabajando en el Capitolio. Hicks creció en Greenwich, municipio del estado de Connecticut pegado a la ciudad de Nueva York. Fue nadadora del Country Club, y capitana del equipo de lacrosse en la Escuela Secundaria de Greenwich, según un perfil de la revista Town & Country.

Por otro lado, trabajó como modelo. A los 11 años, ella y su hermana fueron contratadas para una campaña de Ralph Lauren. Además, fue la cara de las “Aventuras del Reloj de Arena”, una serie de novelas sobre una niña de 10 años que viaja en el tiempo. Tras graduarse de la universidad, empezó a trabajar para una firma de comunicación en Nueva York, donde conoció a Ivanka Trump, la hija del presidente. Así se fue adentrando en la familia.

Hicks, junto al asistente especial de la Casa Blanca Nicholas Luna (segundo de la izquierda), el asesor principal Jared Kushner, y el director de redes sociales de la Casa Blanca Dan Scavino, caminan hacia el Air Force One el 30 de septiembre de 2020 (REUTERS/Leah Millis)
Hicks, junto al asistente especial de la Casa Blanca Nicholas Luna (segundo de la izquierda), el asesor principal Jared Kushner, y el director de redes sociales de la Casa Blanca Dan Scavino, caminan hacia el Air Force One el 30 de septiembre de 2020 (REUTERS/Leah Millis)

Tras el inesperado triunfo de 2016 y la llegada de Trump al poder, se incorporó como funcionaria en la Casa Blanca, donde llegó a ocupar el cargo de directora de Comunicación. Pero renunció en 2018, tras ser llamada a testificar ante el Congreso y ante el fiscal especial Robert Mueller durante la investigación de la injerencia rusa en las elecciones. Luego se trasladó a California para trabajar como alta ejecutiva en la Corporación Fox, aunque ella y Trump siguieron en contacto.

El Presidente nunca quiso que Hicks dejara la Casa Blanca y trató de persuadirla de que volviera casi desde el día en que se fue. Finalmente, en febrero de este año, logró convencerla y la incorporó de nuevo a su equipo, pero no ya en el área de comunicación, sino como asesora. Desde entonces, trabaja en varias áreas estratégicas de la gestión con Jared Kushner, yerno y consejero principal de Trump, y con el director político de la Casa Blanca, Brian Jack.

Hicks usa su smartphone en un evento de campaña en el aeropuerto internacional de Dayton, Ohio, el 21 de septiembre de 2020 (REUTERS/Tom Brenner/Archivo Foto)
Hicks usa su smartphone en un evento de campaña en el aeropuerto internacional de Dayton, Ohio, el 21 de septiembre de 2020 (REUTERS/Tom Brenner/Archivo Foto)

El retorno de Hicks se produjo una semana después de que Trump fuera absuelto por el Senado en el juicio político que le abrió la Cámara de Representantes por el escándalo con Ucrania. Eso lo llevó a tratar de limpiar su administración de aquellos a los que considera insuficientemente leales.

La noticia de su reincorporación fue elogiada públicamente por altos funcionarios de la administración. “No hay nadie más dedicada a la implementación de la agenda del Presidente Trump que Hope Hicks”, dijo Kushner tras la confirmación. “Estamos emocionados de tenerla de vuelta en el equipo.”

Hicks llega a un mitin de campaña del presidente en Newport News, Virginia, el 25 de septiembre de 2020 (REUTERS/Tom Brenner)
Hicks llega a un mitin de campaña del presidente en Newport News, Virginia, el 25 de septiembre de 2020 (REUTERS/Tom Brenner)

“He trabajado con Hope durante casi seis años y puedo decir sin dudarlo que es una de las personas más talentosas y astutas con las que me he encontrado”, dijo por su parte Stephanie Grisham, que en ese momento era secretaria de Prensa de la Casa Blanca. “Ella siempre me ha impresionado con su confianza tranquila, lealtad y experiencia”.

Con información de EFE y AP

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Donald Trump y la primera dama de EEUU dieron positivo de coronavirus

Coronavirus en la Casa Blanca: un asistente de Donald Trump dio positivo por Covid-19

Los expertos de la Casa Blanca aseguran que EEUU entró en una nueva fase de la pandemia: “La enfermedad está extraordinariamente extendida”