Donald Trump y el nuevo primer ministro de Japón se comprometieron a reforzar alianza de seguridad y cooperación

“La relación Tokio - Washington es la piedra angular de la paz y la estabilidad en la región”, afirmó Yoshihide Suga, tras el primer contacto telefónico con su par, el mandatario estadounidense

Yoshihide Suga, el nuevo premier japonés, y Donald Trump
Yoshihide Suga, el nuevo premier japonés, y Donald Trump

El nuevo primer ministro de Japón, Yoshihide Suga, y el presidente estadounidense, Donald Trump, se comprometieron este domingo a reforzar la alianza de seguridad y la cooperación bilateral entre ambos países, durante una conversación telefónica.

Ambos mandatarios mantuvieron este domingo su primer contacto por vía telefónico desde que Suga fue designado formalmente como líder del Ejecutivo nipón el pasado miércoles, después de la renuncia de Shinzo Abe al cargo por motivos de salud.

Suga reafirmó a Trump que la alianza de seguridad entre Tokio y Washington supone “la piedra angular de la paz y la estabilidad en la región”, según dijo en declaraciones a los medios tras la conversación.

Yoshihide Suga
Yoshihide Suga

Trump, por su parte, subrayó que ambos países deben reforzar aún más esa alianza y le dijo a Suga que está disponible para atender sus llamadas “24 horas al día” en caso de necesidad, según el líder nipón.

“Los dos líderes conversaron sobre la importancia de mantener nuestra visión compartida de una región Indo-Pacífico libre y abierta”, indicó la presidencia de Estados Unidos. Esta región está cada vez más dominada por China, que mantiene disputas territoriales con varios de sus vecinos en el Mar de China Meridional.

Los dos líderes también mostraron su voluntad de cooperar para el desarrollo y la distribución de la futura vacuna contra la COVID-19 y abordaron la situación del diálogo con Corea del Norte, que permanece estancado desde la última cumbre entre Trump y el líder norcoreano, Kim Jong-un.

Suga aspira a mantener con Trump la buena sintonía de la que hacía gala su predecesor, quien celebró numerosos encuentros cara a cara con el titular de la Casa Blanca, entre ellos dos en su residencia en Mar-a-Lago (Florida, EE.UU.) Trump calificaba a Abe como su “amigo” y le definió como “uno de los mejores presidentes de la historia de Japón” tras conocerse su intención de renunciar.

Abe hizo público su deseo de abandonar el cargo a finales de agosto debido a una patología del sistema digestivo y su puesto ha sido ocupado por quien había sido su más fiel colaborador desde su llegada al poder a finales de 2012. El antiguo portavoz del Gobierno nipón, ‘mano derecha’ de Abe, apostará por mantener las políticas del ex primer ministro para superar la crisis económica derivada de la pandemia de la COVID-19 y, tras su nombramiento, llamó a evitar un “vacío político”.

Entre los ejes que definirán su proyecto político, Suga ya ha asegurado que promoverá una “reforma regulatoria” que pase por acabar con la “burocracia” y los “intereses creados”.

En materia de política internacional, Japón se halla en un nuevo conflicto de intereses con China, en pleno fortalecimiento militar del gigante asiático para navegar por las aguas que comparten, además de la sempiterna amenaza que supone la carrera nuclear de Corea del Norte.

Con información de EFE y AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Mike Pompeo: “El Vaticano pone en peligro su autoridad moral si renueva el acuerdo con China”

MAS NOTICIAS