Depresión, aislamiento, así como deterioro físico y mental en pacientes de Alzheimer en época de coronavirus

Familiares alzan la voz en estados como Georgia para que les permitan levantar la prohibición de estar con ellos debido a las restricciones sanitarias para evitar contagios

Dan ahora sólo puede ver a su esposa Denise a través de un cristal y ha sido testigo de cómo la prohibición de acercarse para evitar contagios de coronavirus la ha deteriorado física y mentalmente Fotos: Facebook Dan Goerke
Dan ahora sólo puede ver a su esposa Denise a través de un cristal y ha sido testigo de cómo la prohibición de acercarse para evitar contagios de coronavirus la ha deteriorado física y mentalmente Fotos: Facebook Dan Goerke

Debido a la pandemia de coronavirus hay víctimas colaterales, entre ellas están los enfermos de Alzheimer que debido a las restricciones de aislamiento han sufrido deterioro físico y mental, depresión y se ha acelerado el proceso degenerativo llevándolos a la muerte, es por eso que varias voces alzan su voz para que les permitan reunirse con ellos.

Es el caso de Dan Goerke, que vive en Georgia, ha sido testigo de cómo su esposa Denise poco a poco va eliminándolo de su mente, así como a sus hijos y nietos. Desde que inició la pandemia de coronavirus las autoridades sanitarias prohibieron visitas a centro de cuidado por lo que se había estado comunicando vía FaceTime, sin embargo Denise no ve la pantalla y ni se entera que él y su familia están del otro lado.

Fue en marzo cuando accedieron a visitas por fuera del inmueble para ver a los familiares a través de un cristal transparente, por momentos la mirada de Denise parece identificar a Dan, sin embargo él ya no ve ni una sola sonrisa en ella, cree que no se da cuenta que él está ahí.

Y es que varios de los familiares con los que ha hablado Dan, gracias a que forma parte de la Alzheimer association, coinciden en que han visto un acelerado proceso de deterioro físico y mental en sus pacientes, ya que gran parte del cuidado corría por su cuenta al visitarloa, incluyendo emotivamente, sus visitas llenaban ciertos espacios que el Alzheimer había robado en sus seres amados.

infobae-image

Dan publica con frecuencia videos en YouTube para compartir cómo es vivir con alguien que tiene la enfermedad, tanto en los momentos positivos como en los negativos.

Denise, que ahora tiene 63 años, fue diagnosticada con la enfermedad cuando tenía 56. Ahora vive en un centro de atención de la memoria debido a que Dan ya no podía trabajar y dejar sola a Denise, pero la visitaba diario después del trabajo, lo que cambió con la llegada del coronavirus.

Las 617 instalaciones de atención a largo plazo de Georgia, que albergan a más de 41.000 residentes, se han visto muy afectadas por la pandemia.

1.995 residentes han muerto por complicaciones del virus, lo que representa el 42% de las 4.727 muertes del estado, al 17 de agosto de 2020.

infobae-image

Para tratar de proteger a los residentes, el Departamento de Salud Pública de Georgia restringió todas las visitas no esenciales a los centros de atención a largo plazo, con la excepción de ciertas situaciones, como las visitas en el lecho de muerte.

Si bien estas instalaciones privadas de pago a menudo promocionan comodidades de lujo y un estilo de vida activo, muchos de sus residentes tienen entre 80 y 90 años, son frágiles y padecen problemas de salud crónicos, la población con mayor riesgo de COVID-19.

Unos 1.068 residentes y 837 empleados en más de 260 instalaciones en Georgia han contraído el virus, según muestran los registros estatales. Hasta ahora se han reportado más de 240 muertes de residentes.

Más allá de las asombrosas muertes en Estados Unidos causadas directamente por el nuevo coronavirus, más de 134.200 personas han muerto de Alzheimer y otras formas de demencia desde marzo.

infobae-image

Eso es 13.200 muertes más en Estados Unidos causadas por demencia de lo esperado, en comparación con años anteriores, según un análisis de datos federales realizado por The Washington Post.

Él y otros miembros de la familia están instando a los funcionarios de salud estatales a encontrar una manera de reiniciar las visitas en persona.

Goerke señala que las familias estarían dispuestas a someterse a pruebas rápidas antes de sus visitas, trasladar las reuniones al aire libre y limitar las visitas

"Sólo para poder sostener su mano “, dice Dan Goerke.” Tenemos que encontrar una manera de hacerlo de manera segura, para todos ".

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

La historia de amor de Howard y Lois: casados durante 50 años y separados por el coronavirus

Biogen solicita aprobación de terapia contra alzhéimer en EE.UU.

Las muertes “en exceso” en Estados Unidos revelan un impacto desproporcionado del coronavirus en miembros de minorías

Trump aseguró que EEUU está “a pocas semanas” de conseguir una vacuna contra el coronavirus

MAS NOTICIAS