El servicio meteorológico de EEUU advirtió sobre una ola de calor récord de “múltiples semanas” en julio

Partes de California y Arizona registrarán temperaturas superiores a los 50 grados centígrados. Por qué podría contribuir a esparcir el nuevo coronavirus

Foto: REUTERS/Andrew Kelly
Foto: REUTERS/Andrew Kelly

El Servicio Meteorológico de Estados Unidos llamó la atención este viernes respecto de una ola de calor récord que está comenzando a tener lugar en el país y se extenderá durante “múltiples semanas”.

El organismo lanzó un alerta de “temperaturas excesivamente altas” para los estados del suroeste desde la segunda semana de este mes. Indicó que territorios como Arizona, California y Nevada experimentarán días que superarán los 50 grados centígrados. Mientras que en otros como Texas, Nuevo México, Oklahoma y Kansas, la temperatura superará los 40 grados durante un período extendido de tiempo.

Aún regiones que no suelen registrar fuertes olas de calor, como el Valle de Ohio y los estados del Atlántico, podrán ver situaciones similares, según consignó CBS News. La situación se extenderá a lo largo de todo el país, al punto que el Servicio Meteorológico estima que se romperán récords de temperatura en al menos 75 ocasiones.

Ante este escenario, los expertos resaltaron que, más que la magnitud de las temperaturas que se registren, el aspecto de mayor preocupación será su extensión.

Una mujer se recuesta sobre un parque en Brooklyn, Nueva York, durante una ola de calor en 2019. Foto: REUTERS/Andrew Kelly
Una mujer se recuesta sobre un parque en Brooklyn, Nueva York, durante una ola de calor en 2019. Foto: REUTERS/Andrew Kelly

“La ola de calor será muy larga. Durará múltiples semanas con pocos días de temperaturas normales”, le dijo al mencionado medio Jeff Masters, director del instituto meteorológico Weather Underground. “Esto aumentará las chances de sufrir enfermedades y muertes relacionadas con altas temperaturas”.

La prestigiosa Mayo Clinic indica que los golpes de calor y la deshidratación producto de las altas temperaturas pueden manifestarse a través de distintos síntomas, entre ellos: dolores de cabeza, taquicardia, náuseas y vómitos, confusión, calambres, fatiga y orina de color oscuro.

La posibilidad de que la ola de calor contribuya a esparcir el coronavirus

En paralelo, los expertos llamaron la atención también respecto de la posibilidad de que la situación contribuya al aumento de los casos de coronavirus en el país, que ya registra actualmente récords diarios y cuenta con el mayor número de casos positivos a nivel global.

En concreto, explican, las altas temperaturas pueden llevar a que las personas pasen más tiempo en espacios cerrados, algo que aumenta la posibilidad de que aspiren el coronavirus de otra persona que lo haya contraído y se encuentre en el mismo lugar.

De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció este jueves que el virus causante de la pandemia puede contagiarse a través del aire en algunas circunstancias, todas ellas dentro de espacios cerrados.

El organismo internacional actualizó por primera vez desde el 29 de marzo el documento en el que detalla los modos de transmisión del virus para incluir los llamados aerosoles, pequeñas partículas que pueden mantener en suspensión unos minutos con carga vírica e infectar a quien la inhale.

Según describe el nuevo documento del organismo, se han observado brotes en “algunos entornos cerrados, como restaurantes, clubes nocturnos, lugares de culto o lugares de trabajo donde la gente puede estar gritando, hablando o cantando”.

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom EFE/Archivo
El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom EFE/Archivo

“En estos brotes”, se apunta, “no se puede descartar la transmisión de aerosoles, particularmente en estos lugares interiores donde hay espacios abarrotados y con ventilación inadecuada donde las personas infectadas pasan largos períodos de tiempo con otros”.

El anuncio tuvo lugar pocos días después de que 239 científicos de distintos países urgieran al organismo y la comunidad médica internacional a “reconocer la posible transmisión aérea del COVID-19”, en un artículo publicado en la revista Clinical Infectious Diseases de Oxford.

¿La ola de calor más fuerte de la historia en EEUU?

Pese a que las temperaturas que tendrán lugar en el futuro cercano estarán entre las más altas alguna vez registradas, distintos expertos le dijeron a The Washington Post que probablemente no sea la ola más extrema de todas.

El meteorólogo Matthew Cappucci indicó al medio estadounidense que la mayoría de las cifras récord se dieron durante la década de 1930, durante lo que se conoce como la era del “bowl de polvo”. Pero el récord nacional corresponde al año 1913, cuando en el “Valle de la Muerte”, ubicado en la zona este de California, la temperatura llegó a superar los 27 grados centígrados.

Más sobre este tema:

La OMS reconoció que el coronavirus puede contagiarse a través del aire

MAS NOTICIAS