Donald Trump y la alcaldesa de Washington DC se cruzaron por el uso de la Guardia Nacional en las protestas por la desigualdad racial

Tras levantar el toque de queda en la ciudad porque no hubo disturbios las últimas noches, Muriel Bowser pidió al presidente de EEUU que retire las tropas, hecho que sucedió durante el día. El mandatario, no obstante, la tildó de “incompetente” e insinuó que podría enviar otra fuerza a la ciudad

Miembros de la Guardia Nacional en el Monumento a Lincoln en Washington el 4 de junio de 2020 (Jim Lo Scalzo/Pool via REUTERS)
Miembros de la Guardia Nacional en el Monumento a Lincoln en Washington el 4 de junio de 2020 (Jim Lo Scalzo/Pool via REUTERS)

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y la alcaldesa de Wahsington D.C., Muriel Bowser, se cruzaron este viernes por el despliegue de la guardia nacional en la capital durante las protestas por la desigualdad racial en el país.

Bowser anunció el jueves el fin del toque de queda en la ciudad -el cual se encontraba en vigor desde el domingo- después de que el miércoles no se produjesen arrestos, y solicitó al Presidente que retirara a las tropas de reserva.

En un mensaje en su cuenta de Twitter, Bowser publicó la carta que envió a Trump, en la que le solicita que retire “toda la fuerza de la ley federal extraordinaria y la presencia militar” de la ciudad.

Muriel Bowser, alcaldesa de Washington DC (REUTERS/Kevin Lamarque)
Muriel Bowser, alcaldesa de Washington DC (REUTERS/Kevin Lamarque)

“Le escribo para informarle que he terminado con el estado de emergencia en el Distrito de Columbia relacionado con las manifestaciones”, explicó Bowser en la misiva. “Los manifestantes han sido pacíficos y en la noche del miércoles, el Departamento de Policía Metropolitana no hizo ni un solo arresto. Por lo tanto, le pido que retire toda la presencia militar y de policía federal extraordinaria de Washington, D.C.”, agregó.

Bowser también advirtió la presencia de “agentes no identificados” en el área en indicó que estos están “inflamando los ánimos de los manifestantes y aumentando los agravios de quienes, en general, protestan pacíficamente por el cambio y las reformas de sistemas racistas y corrompidos que están matando a los afroamericanos”.

Donald Trump se hizo eco de esta declaración de Bowser y le respondió a través de Twitter, alabando a la Guardia Nacional y criticándo a la funcionaria: “La incompetente alcaldesa de Washington D.C., cuyo presupuesto está totalmente fuera de control y que constantemente vuelve a nosotros por ‘limosnas’, está ahora luchando con la Guardia Nacional, que la salvó de una gran vergüenza durante las últimas noches. ¡Si no trata bien a estos hombres y mujeres, entonces traeremos un grupo diferente de hombres y mujeres!”. El mensaje pareció insinuar que el Presidente enviaría otra fuerza de seguridad en su lugar.

La respuesta de Trump en Twitter
La respuesta de Trump en Twitter

En un mensaje subsecuente, agregó: “La alcalde Bowser es altamente incompetente y de ninguna manera calificada para administrar una ciudad importante como Washington D.C. Si los grandes hombres y mujeres de la Guardia Nacional no hubieran tomado la iniciativa (durante las protestas), su imagen no hubiera sido mejor que la de su homólogo en Minneapolis”, dijo, en referencia a la ciudad donde tuvo lugar el asesinato de George Floyd y donde las protestas tuvieron uno de los mayores niveles de intensidad del país.

No obstante los mensajes, durante la tarde del viernes el Pentágono decidió terminar con la presencia de la Guardia Nacional en la ciudad. Según consignó The Washington Post, el secretario de Defensa, Mark Esper, lo hizo sin consultar a la Casa Blanca.

La capital estadounidense, al igual que muchas otras a lo largo del país, vivió durante los últimos días noches de saqueos y disturbios. El domingo, un nutrido grupo de manifestantes se congregó fuera de la Casa Blanca, lo que llevó a que Trump se refugiara brevemente en el búnker de la residencia. Y un día después, la policía lanzó gases lacrimógenos contra manifestantes congregados en el área, previo a que Trump cruzara el área y se tomara una foto fuera de una iglesia.

A lo largo de la semana, los manifestantes continuaron con las protestas y desafiaron a las autoridades al quedarse en las calles una vez superada la hora del comienzo del toque de queda.

En paralelo, las autoridades han ampliado el perímetro de seguridad y reforzado la residencia presidencial con vallas elevadas.

Manifestantes se reúnen detrás de una valla frente a la Casa Blanca en Washington el 4 de junio de 2020 (REUTERS/Jim Bourg)
Manifestantes se reúnen detrás de una valla frente a la Casa Blanca en Washington el 4 de junio de 2020 (REUTERS/Jim Bourg)

El presidente estadounidense, Donald Trump, objetivo de muchas de las críticas de los manifestantes amenazó con el despliegue de miles de soldados para mantener el orden en la ciudad, dentro de la ola de protestas desencadenadas en EEUU tras la muerte por asfixia bajo custodia policial de George Floyd en Minneapolis la pasada semana.

“Estamos preocupados que este fortalecimiento puede no ser solo temporal. Tengan en cuenta que es la casa del pueblo. Es un triste comentario que la Casa y sus inquilinos tengan que estar protegidos por un muro”, subrayó Bowser en una rueda de prensa el jueves.

En la misma conferencia de prensa, el jefe de Policía del Distrito de Columbia, donde se encuentra Washington, Pete Newsham, informó que durante las protestas del miércoles, que congregaron a más de 5.000 personas, no hubo ningún arresto.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Ante la ola de protestas por la muerte de George Floyd, la Casa Blanca mantendrá cerrados sus alrededores hasta el 10 de junio

“Revisa tus privilegios”: el TikTok viral que revela la desigualdad que puede generar el racismo dentro de una familia

MAS NOTICIAS