Creía que tenía COVID-19 y escribió un inquietante mensaje en Facebook: la historia de una mujer que lleva dos meses desaparecida

Talina Galloway creía que el coronavirus había alcanzado sus pulmones, y decidió marcharse de su casa de Wagoner, en Oklahoma

(Foto: Facebook Talina Zar)
(Foto: Facebook Talina Zar)

El pasado 7 de abril, Talina Galloway escribió una inquietante publicación en Facebook.

Sin responder preguntas, ni revelar ningún dato que pudiera frustrar su plan, la mujer de 53 años contó a sus familiares y amigos que dejaría su casa en Wagoner, Oklahoma, para pasar una semana en uno de sus rincones favoritos del mundo. Estaba convencida de que había contraído el COVID-19, y creía que la enfermedad ya había asediado sus pulmones; sin embargo, aclaró, de ninguna manera iría al hospital. Prefería dejar que el destino decidiera su suerte.

“Hola a todos, estoy en el día 9 de este virus y estoy bastante segura de que ha alcanzado mis pulmones. Se siente un poco áspero y angustioso; desde el inicio he tomado la decisión de que si empeoro lo suficiente, no acudiré al hospital. Aquellos que me conocen bien saben que tengo una orden de “no reanimar” en mi directiva sanitaria, y no voy a dejar que nadie me intube”, se lee al principio de la publicación.

“Así que, he hecho arreglos para pasar algún tiempo sola en uno de mis escondites favoritos, y he reservado por el resto de esta semana. No me sentía bien para conducir, así que reservé un servicio de taxi. ¡Ya estoy casi allí!”, añadió.

(Foto: Facebook Talina Zar)
(Foto: Facebook Talina Zar)

Ese mismo día, al terminar de escribir el texto, Talina Galloway apagó su teléfono y se marchó de su domicilio; sin cartera, sin monedero y sin vehículo. Desde entonces, hace ya casi dos meses, nadie ha vuelto a saber de ella.

“Estamos realmente preocupados”, explicó su sobrina, Chantel Jones, en declaraciones al diario Dateline. “Ella no es así. No dejaría que nos preocupáramos de esta forma”, añadió.

De niña, Chantel Jones pasaba los veranos en la casa de su tía en Indiana. Pero hace un tiempo, Talina se casó, y se fue a vivir con su esposo a Wagoner, Oklahoma. Cuando él falleció, hace ya dos años, ella decidió permanecer en su domicilio, y no regresó a Indiana. Según contó su sobrina al diario digital, la desaparecida trabajaba desde casa para Microsoft. El 27 de marzo, escribió por última vez a su jefe.

“Fue el último contacto que tuvo con ella”, explicó Jones.

A finales de ese mes, Talina también envió un mensaje a Marty Angus, una amiga cercana que vive en Wagoner.

“[Me dijo que] No se sentía bien, y me respondería cuando se encontrara mejor”, dijo Marty Angus a la televisora local KRJH. “He estado llamando, enviando mensajes de texto. Simplemente no hay respuesta. Su teléfono ha estado apagado desde el día 7”.

(Foto: Wagoner County Sheriff's Office)
(Foto: Wagoner County Sheriff's Office)

El 12 de abril, cinco días después de marcharse de casa, la compañera de piso de Talina acudió a la Oficina del Sheriff del Condado de Wagoner para denunciar su desaparición. Explicó que no respondía a los mensajes, y que se había ido sin su auto y sin su cartera. Para las autoridades, el caso es preocupante y en este momento, siguen todas las pistas y líneas de investigación que pueden conducir al paradero de Talina.

“Parece que no es propio de su carácter simplemente irse y no contactar con nadie durante mucho tiempo. Continuamos investigando y esperamos llevarla a casa a salvo", dijo el sargento de la Oficina del Sheriff del condado de Wagoner, Jeff Haldacre.

Tanto familiares como amigos coinciden en que la desaparecida nunca se habría ido durante tanto tiempo sin escribir a sus seres queridos. En el texto que publicó en la red social, ella hablaba de la posibilidad de morir por COVID-19 y de reencontrarse con su ex esposo, unas palabras que detonaron la preocupación de sus allegados.

“Me he sentido mucho como LadyHawke la última semana. La fiebre y los escalofríos vienen y se van, con Tom fuera de mi alcance. Voy a vencer al virus, o voy a estar con Tom. Lo veo como una situación en la que gano de cualquier forma”, escribió.

Además, también pedía que se respetara su decisión, y adelantaba que apagaría el teléfono para que nadie intentara disuadirla, o la obligara a acudir al hospital.

“Por favor, respeten mi privacidad, y déjenme un tiempo sola en el lago con Tom. Yo no he hablado con algunos de ustedes o no he respondido las llamadas. No quiero que me hablen para disuadirme de este plan. Después de publicar esto, voy a apagar el teléfono, exactamente por esta razón”, explicó, añadiendo que les mantendría informados a la vuelta, y que les quería a todos.

(Foto: Facebook Talina Zar)
(Foto: Facebook Talina Zar)

Aunque las autoridades barajaron la posibilidad de que el escondite de Galloway se encontrara en Little Rock, Arkansas, “especialmente en Lake Maumelle o Lake Winona”, una actualización reciente del caso aclaró que se había descartado esa línea de investigación, y que la información era incorrecta.

En la ficha informativa, se describe a la desaparecida como una mujer de 53 años, 1.70 metros, pelo castaño y corto, y ojos de color azul verdoso. Además indican que tiene un tatuaje con forma de sol en su muñeca derecha, y que lleva un colgante dorado con el sello de una huella dactilar.

Explican también que Talina “estaba enferma y le aterrorizaba ir al hospital”; señalan que es completamente extraño en ella no contactar a sus seres queridos, y piden a cualquiera que tenga información llamar a la Oficina del Sheriff del Condado de Wagoner.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS:

Gritos desgarradores y un mensaje inquietante al celular: cómo la pandemia de COVID-19 destapó un crimen en EEUU

Como en la serie Ozark, pero en plena pandemia: el video de la fiesta en una piscina que indigna a Estados Unidos

‘Puebla York’: la comunidad mexicana que recibió el peor golpe en el epicentro mundial del COVID-19

La "chica pandemias”: tiene 108 años, vivió la gripe de 1918 y sobrevivió a una infección de COVID-19


MAS NOTICIAS