EEUU aprobó un test de saliva para diagnosticar el coronavirus que reduciría el riesgo de contagio para los trabajadores de la salud

El nuevo método, que es dirigido por la Universidad de Rutgers, se encuentra por el momento en fase de prueba. Sin embargo, en las investigaciones preliminares ha demostrado una alta efectividad

Recipiente donde se alojaría la muestra de saliva (AP Photo/ Rick Bowmer)
Recipiente donde se alojaría la muestra de saliva (AP Photo/ Rick Bowmer)

Investigadores de la Universidad Rutgers recibieron luz verde de parte del Gobierno de Estados Unidos para los primeros test de saliva que ayuden a diagnosticar la COVID-19, la enfermedad causada por el coronavirus, un nuevo enfoque que podría ayudar a ampliar las opciones de prueba y reducir el riesgo de infección en los trabajadores de salud.

La Administración de Alimentos y Medicamentos autorizó el test bajo sus poderes de emergencia para aprobar rápidamente nuevas pruebas y terapias para combatir el brote, dijo la universidad de Nueva Jersey el lunes. En un primer momento, el método estará disponible en hospitales y clínicas afiliadas a la escuela. El anuncio se produjo en un momento en el que muchas comunidades de todo el país siguen teniendo problemas para localizar y contener el coronavirus.

El sistema actual para la detección del COVID-19 requiere que el personal sanitario extraiga una muestra de la nariz o garganta del paciente. Para reducir el riesgo de infección, muchos hospitales y clínicas piden a su personal que tiren los guantes y mascarillas luego de estar cerca de un infectado o una persona que pueda haber contraído el virus. Y muchas instituciones tienen escasez de suministros básicos como guantes, mascarillas e hisopos.

Con la nueva prueba de saliva, los pacientes reciben un tubo de plástico en el que deben escupir varias veces. Después devuelven el tubo al trabajador sanitario para su procesamiento en un laboratorio.

Muestra de como serían parte del kit del nuevo test. (AP)
Muestra de como serían parte del kit del nuevo test. (AP)

“Esto evita que los profesionales de la salud tengan que enfrentarse a alguien asintomático”, señaló Andrew Brooks, director del laboratorio de Rutgers que desarrolló el test.

Un experto en enfermedades infecciosas que no participó en la nueva prueba apuntó que ayudaría a superar las molestias y dificultades que supone para el paciente el tomar una muestra con hisopos.

Rutgers probó la precisión de su método tomando muestras de saliva e hisopos a 60 pacientes. En el 100% de los casos, ambos resultados coincidieron.

La Universidad desarrolló el método con kits de recolección de saliva de Spectrum Solutions, una empresa de Utah que proporciona dispositivos similares para pruebas de ascendencia basadas en ADN. El laboratorio de Rutgers puede procesar 10.000 muestras al día, apuntó Brooks..

(Con información de AP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Estados Unidos reportó 1.509 muertes por coronavirus en las últimas 24 horas y el total asciende a 23.604

Hay 70 vacunas contra el coronavirus en desarrollo, y tres fórmulas ya se están probando en humanos: cuál está más avanzada