Bernie Sanders lidera las primarias demócratas de California, el estado que más delegados reparte

El senador de Vermont logra un 33,8 por ciento de los votos, seguido por su principal competidor y vencedor de la jornada electoral del primer Supermartes, el ex vicepresidente de Estados Unidos Joe Biden

El precandidato demócrata Bernie Sanders (REUTERS/Mike Segar)
El precandidato demócrata Bernie Sanders (REUTERS/Mike Segar)

El senador por Vermont Bernie Sanders continúa en cabeza en el recuento de las primarias de California, el estado que más delegados reparte en el marco del Supermartes.

En concreto, el precandidato demócrata ha logrado, con un 57 por ciento escrutado, un 33,8 por ciento de los votos, seguido por su principal competidor y vencedor de la jornada electoral del Supermartes, el ex vicepresidente de Estados Unidos Joe Biden, según las proyecciones de la cadena de televisión CNN.

California distribuye un total de 415 delegados del total de 1.357 en juego en el Supermartes, cita destacada en la carrera hacia la Casa Blanca. Se necesitan 1.991 delegados para lograr la nominación como candidato a las elecciones en la Convención Nacional Demócrata, que se celebrará en Milwaukee del 13 al 16 de julio.

No obstante, aun logrando la victoria en California, Sanders quedaría lejos de los delegados que conseguirá Biden, puesto que este también se hará con delegados californianos por haber superado el umbral necesario de votos y por la importante victoria en Texas, que reparte 228 delegados más.

Biden se ha impuesto en la cita del Supermartes con una victoria en nueve de los catorce estados en juego —Texas, Minnesota, Virginia, Carolina del Sur, Alabama, Arkansas, Oklahoma, Tennessee y Massachusetts— frente a un Sanders que ha ganado en tres estados —Vermont, Utah y Colorado—.

El ex vice presidente y precandidato demócrata Joe Biden (REUTERS/Mike Blake)
El ex vice presidente y precandidato demócrata Joe Biden (REUTERS/Mike Blake)

La asombrosa resurrección del ex vicepresidente, tras haber estado prácticamente desahuciado electoralmente, y la retirada del ex alcalde de Nueva York Michael Bloomberg reivindican el peso del centrismo en el Partido Demócrata ante la “revolución” prometida por el senador progresista, y vaticina una descarnada batalla previa a la convención de julio.

Temor al socialismo

El miedo al socialismo de Sanders, con sus propuestas de sanidad y educación pública, así como su escaso tirón entre los votantes afroamericanos del sur y este de EE.UU., han jugado en contra del senador.

Prueba de ello, es el fuerte repunte de la Bolsa de Wall Street, que cerró la sesión del miércoles con una ganancia del 4,53 %, aupada por el buen comportamiento de las empresas sanitarias.

“¿Es posible que los inversores del mercado teman tanto a Bernie Sanders como al coronavirus? Sí, es posible. Después de todo, la visión general es que la pandemia del virus se abatirá en los próximos meses”, comentaba con ironía el analista Ed Yardeni, presidente de la firma Yardeni Research, en una nota.

El profesor de Política de la Universidad de Iowa, Steffen Schimdt, dijo este miércoles a Efe que, aunque todavía hay “muchos delegados en liza y tiene una gran base de apoyo”, Sanders ha perdido parte del impulso “con la salida de Bloomberg”.

“Ahora Biden va a tener todo el dinero que necesita (...) Para Bloomberg y el resto de las élites, empresarios y demócratas ricos, Sanders es veneno. Para ellos, Sanders es el Hugo Chávez de la política estadounidense”, ironizó Schmidt.

(Con información de Europa Press y EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

TE PUEDE INTERESAR