Bloomberg anunció que terminará sus pactos de confidencialidad con tres mujeres si ellas lo desean

El candidato presidencial demócrata había sido sido acusado de acoso sexual o conducta inapropiada en el trabajo. Fue duramente criticado tras negarse a hacerlo durante el debate que tuvo lugar esta semana y asegurar que habían sido causados por “chistes que probablemente no les gustaron”

El ex alcalde de Nueva York y candidato presidencial demócrata, Mike Bloomberg. Foto: REUTERS/Mike Blake
El ex alcalde de Nueva York y candidato presidencial demócrata, Mike Bloomberg. Foto: REUTERS/Mike Blake

El exalcalde de Nueva York y candidato demócrata Michael Bloomberg decidió dar su permiso para que, si así lo quieren las mujeres implicadas, se den a conocer los tres acuerdos de confidencialidad que tiene firmados por reclamos de presunto acoso sexual o mala conducta.

Bloomberg de esa manera reaccionó al alud de críticas que recibió en el último debate de las primarias demócratas y ordenó a su empresa para que mientras él la administre -quiere vender su compañía si llega a presidente de EE.UU.- no ofrezca acuerdos de confidencialidad en estos casos vinculados con denuncias de mujeres por acoso verbal o físico, además de comprometerse a una batería de medidas para apoyar a las mujeres.

“Hice que la compañía volviera a revisar su historial e identificaron 3 NDA (acuerdos de confidencialidad, por su acrónimo en inglés) que firmamos en los últimos 30 años con mujeres para atender las quejas sobre los comentarios que dijeron que había hecho”, explicó Bloomberg en un comunicado.

En este sentido, comunicó su intención de que “si alguna de ellas quiere ser liberada de su NDA para que puedan hablar sobre esas acusaciones, deben comunicarse con la compañía y se les dará autorización”.

“He reflexionado mucho sobre este tema en los últimos días y he decidido que mientras administre la empresa, no ofreceremos acuerdos de confidencialidad para resolver reclamos de acoso sexual o mala conducta en el futuro”, dijo Bloomberg después de la avalancha de críticas que tuvo el magnate de sus contrincantes demócratas en el primer debate de las primarias en las que estuvo.

En un intento de reaccionar y no perder su buena posición en las encuestas, Bloomberg reconoce que los acuerdos de confidencialidad, “particularmente cuando se usan en el contexto del acoso y agresión sexual”, promueven una “cultura de silencio en el lugar de trabajo y contribuyen a que las mujeres que no se sienten seguras o apoyadas”.

Bloomberg y la también candidata Elizabeth Warren, quien le preguntó específicamente durante el debate si rescindiría los acuerdos si las mujeres así lo deseaban, algo que Bloomberg rechazó. Foto: REUTERS/Mike Blake
Bloomberg y la también candidata Elizabeth Warren, quien le preguntó específicamente durante el debate si rescindiría los acuerdos si las mujeres así lo deseaban, algo que Bloomberg rechazó. Foto: REUTERS/Mike Blake

En un detallado comunicado, Bloomberg se compromete a que “todos los líderes empresariales deban reconocer que nuestra cultura en el lugar de trabajo es nuestra responsabilidad y el liderazgo en buenas políticas en el lugar de trabajo debe provenir de la dirección”.

“Estoy orgulloso de Bloomberg LP, la compañía que hemos construido. Pero como todos los lugares de trabajo, siempre debemos buscar mejorar. Contamos con un equipo de recursos humanos que siempre ha trabajado a la vanguardia de las industrias que buscan las mejores prácticas”, afirmó.

“Les he pedido que consulten con expertos, como lo he hecho yo mismo en los últimos días, y que revisen y modifiquen nuestras políticas cuando sea necesario con respecto a la igualdad de remuneración y promoción, el acoso sexual y la discriminación, y otras herramientas legales que impiden el cambio cultural”, abundó el candidato demócrata.

Bloomberg quiere ahora que su empresa sea un "modelo para las mujeres que buscan oportunidades y apoyo en sus carreras".

“Cuando apoyamos a las mujeres en el lugar de trabajo, promovemos no solo sus propios sentimientos, sino que las ayudamos a ellas y a sus familias en todo Estados Unidos a vivir mejor a través de salarios más altos (...). Como presidente trabajaré para aprobar la Ley a Ser Escuchado en el Congreso, que legislará estos cambios necesarios en la ley federal”, prometió.

También aprovechó para asegurar que apoyará propuestas legislativas que aumenten la equidad de las mujeres en el lugar de trabajo, incluida la garantía de 12 semanas de licencia familiar remunerada y el aumento del salario mínimo a 15 dólares por hora.

"Cuando compartimos un respeto mutuo y tratamos a todos nuestros colegas como a nosotros mismos nos gustaría ser tratados, todos hacemos nuestro mejor trabajo. Esto es algo que Donald Trump no entiende; no cuando dirigió su negocio, y no ahora cuando dirige imprudentemente nuestro país. Seré un líder en el que las mujeres pueden confiar”, subrayó.

Más sobre este tema:

Los ataques contra Michael Bloomberg durante el debate demócrata: “No vamos a ganar si tenemos un candidato que escondió sus declaraciones de impuestos, acosó a mujeres y apoyó políticas racistas”


MAS NOTICIAS