Donald Trump durante un mitín en Manchester, New Hampshire (REUTERS/Jonathan Ernst)
Donald Trump durante un mitín en Manchester, New Hampshire (REUTERS/Jonathan Ernst)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pidió este miércoles al Senado que rechace una resolución que limitaría su capacidad de acción militar contra Irán y ha señalado que sería “un signo de debilidad”.

“Es muy importante para la seguridad de nuestro país que el Senado de Estados Unidos no vote a favor de la Resolución de Poderes de Guerra sobre Irán”, escribió en una serie de mensajes publicados en su cuenta en la red social Twitter.

“Lo estamos haciendo muy bien respecto a Irán y no es momento de mostrar debilidad. Los estadounidenses apoyan de forma mayoritaria nuestro apoyo contra el terrorista (Qassem) Soleimani”, ha dicho, en referencia al jefe de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria iraní, muerto en un bombardeo ejecutado a principios de enero en Irak.

El mensaje de Donald Trump
El mensaje de Donald Trump

Así, Trump ha manifestado que “si sus manos están atadas, Irán tendrá vía libre”. “Esto envía una señal muy mala. Los demócratas sólo hacen esto como un intento de avergonzar al Partido Republicano. ¡No dejen que ocurra”, ha remachado.

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó el 10 de enero una resolución para “limitar” las acciones militares de Trump contra Irán a raíz del bombardeo que mató a Soleimani.

La votación ha salido adelante con 224 votos a favor frente a 194 en contra, después de que ocho demócratas se unieran a los republicanos para oponerse a la resolución, mientras que tres republicanos votaron, en cambio, a favor.

La resolución se votará en el Senado, puesto que es lo que se conoce como “resolución concurrente”. Esto significa que únicamente requiere la aprobación de ambas cámaras y el presidente no tiene que firmarla para que sea efectiva.

En concreto, la resolución “ordena al presidente que suspenda el uso de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos para participar en hostilidades en o contra Irán o cualquier parte de su Gobierno o Ejército” a menos que el Congreso estadounidense haya declarado la guerra o haya autorizado “específicamente” a participar en hostilidades.

Además, el texto autoriza al uso de las Fuerzas Armadas en caso de que este sea “necesario o apropiado para defenderse contra un inminente ataque armado contra Estados Unidos”, pero no en cualquier otro caso.

La resolución está de conformidad con una sección de la Resolución de Poderes de Guerra, adoptada originalmente para restringir los poderes del ex presidente Richard Nixon en el final de la Guerra de Vietnam.

La ley, de 1973, establece que cualquier fuerza involucrada en hostilidades fuera de Estados Unidos “será destituida por el presidente si el Congreso así lo ordena mediante una resolución concurrente”.

Tras el ataque a Soleimani, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, denunció que Trump había llevado a cabo la operación sin autorización previa y sin consultar al Congreso.

Antes de la votación, Pelosi había indicado que no cree que el país “sea más seguro” tras el “provocativo” y “desproporcionado” bombardeo que acabó con la vida de Soleimani y el ‘número dos’ de las Fuerzas de Movilización Popular (FMP), Abú Mahdi al Muhandis.

(Con información de Europa Press)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: