Foto: REUTERS/Tom Brenner
Foto: REUTERS/Tom Brenner

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó este jueves una resolución que afirma que el presidente Donald Trump debe solicitar la aprobación del Congreso antes de ordenar nuevas acciones militares sobre Irán. La medida, no obstante, es de carácter simbólico, dado que no es vinculante.

No obstante, la líder demócrata en la Cámara Nancy Pelosi negó que este fuera el caso y aseguró que “tiene poder real” porque “es una declaración del Congreso de los Estados Unidos”. Pelosi también llamó al Gobierno “a desescalar y prevenir nuevos hechos de violencia”, y calificó al operativo en el que murió de Qassem Soleimani como “provocador y desproporcionado”.

La resolución fue aprobada con 224 votos a favor y 194 en contra e indica que “el Congreso insta al Presidente a terminar con el uso de hostilidades en o contra Irán o cualquier parte de su gobierno o sus Fuerzas Armadas”. “Esto a menos que el Congreso declare la guerra contra ese país o apruebe leyes que autoricen el uso de la fuerza para evitar un ataque contra los Estados Unidos y sus fuerzas”, expresa un pasaje de la resolución. Trump no consultó a los miembros del Congreso antes de tomar la decisión de llevar a cabo el operativo en el que murió Soleimani.

Ocho demócratas se pronunciaron en contra de la medida, mientras que tres republicanos lo hicieron a favor. Esta llegó un día después de que funcionarios de la Casa Blanca describieran a los legisladores las motivaciones y el desarrollo del operativo. Varios de ellos lo describieron como inadecuado y aseveraron que no se les habían brindado suficientes detalles. Ello motivó su decisión de apoyar la resolución.

Al informar sobre la muerte de Soleimani, tanto Donald Trump como el jefe del Pentágono, Mark Esper, aseguraron que quien era el militar más importante de Irán se encontraba planeando ataques inminentes contra los Estados Unidos y sus aliados en la región. El jueves, Trump aseguró que Soleimani planeaba “volar la embajada de EEUU en Irak”.

Donald Trump. Foto: REUTERS/Kevin Lamarque
Donald Trump. Foto: REUTERS/Kevin Lamarque

No obstante, más allá de las revelaciones públicas y las que tuvieron lugar en el marco del informe, el vicepresidente Mike Pence dijo que el Gobierno “no podía compartir todos los detalles del operativo con los legisladores”.

“Tenemos que proteger nuestras fuentes y métodos. La cantidad de inteligencia que podemos revelar es limitada. Pero aquellos que hemos visto toda la evidencia sabemos que había evidencia convincente para determinar que había una amenaza inminente contra personal estadounidense”, dijo Pence en una entrevista televisiva.

A la vez que la medida en la Cámara Baja, el senador demócrata Tim Kaine planea presentar una de similar naturaleza esta semana en el recinto en el que se desempeña. La iniciativa recibió el apoyo expreso de dos republicanos, mientras que otro insinuó que podría hacerlo también. Actualmente, el Senado está compuesto por 53 republicanos, 45 demócratas y 2 independientes.

Más allá de las resoluciones en el Congreso, Trump no ha mostrado intenciones de llevar a cabo nuevas acciones militares que tengan como objetivo a la teocracia islámica. Luego de que Irán lanzara 22 misiles en la madrugada del miércoles, Trump aseguró que Irán parecía estar reculando y anticipó nuevas sanciones de carácter económico.

No obstante, Amir Ali Hajizade, comandante de la Fuerza Aeroespacial de la Guardia Revolucionaria, aseguró que el ataque fue “el principio de una gran operación” que “se extenderá por toda la región”.

Más sobre este tema: