Mike Pompeo, secretario de Estado norteamericano (REUTERS/Tom Brenner)
Mike Pompeo, secretario de Estado norteamericano (REUTERS/Tom Brenner)

Mike Pompeo sostuvo este martes que el régimen de Irán durante décadas se encargó de “dañar” la cultura persa, tras el debate abierto por las posibles acciones contra enclaves patrimoniales. Asimismo, el secretario de Estado norteamericano aclaró que el gobierno de Donald Trump no autorizará ningún ataque contrario al Derecho Internacional, en respuesta a las críticas contra Estados Unidos tras el operativo en el que fue abatido Qasem Soleimani en Irak.

“Repentinamente Javad Zarif se preocupa por la cultura persa. Nadie ha dañado más la cultura persa que la República Islámica: faltó al respeto a Ciro y a las fiestas como Nowruz, prohibió bailar y puso fin a la tolerancia religiosa. El régimen de Irán ha contaminado todo lo que los iraníes aprecian”, señaló el jefe de la diplomacia norteamericana a través de su cuenta de Twitter.

Y agregó: “Los Estados Unidos se fundaron en la tolerancia. Tenemos un gran respeto por la historia persa y sus símbolos, como Persépolis, la Plaza Naqsh-e Jahan y la Tumba de Ciro. El régimen corrupto de Khamenei debería escuchar a la gente de Irán. Quieren recuperar su cultura y su país”.

Tras las advertencias de las organizaciones defensoras de los Derechos Humanos y del ministro de Exteriores iraní, Mohamad Yavad Zarif, que han avisado que ataques contra enclaves patrimoniales podrían constituir un crimen de guerra, Pompeo aseguró este martes en rueda de prensa que cualquier posible operación “será respetuosa con el Derecho Internacional”.

EEUU acusó al régimen de Khamenei de dañar la cultura persa (REUTERS)
EEUU acusó al régimen de Khamenei de dañar la cultura persa (REUTERS)

“El riesgo para la cultura persa no es Estados Unidos”, subrayó, señalando directamente “al ayatollah”, en alusión al líder supremo de Irán, Ali Khameni. En este sentido, reiteró que el régimen iraní limita la libertad religiosa y cualquier avance a nivel cultural.

Este cruce diplomático tiene lugar luego de que el presidente norteamericano, Donald Trump, anunciara el pasado fin de semana que tenía una lista de 52 posibles objetivos para responder a un ataque de Irán e incluyó entre las opciones lugares de interés cultural. “¿Ellos pueden matar a nuestra gente (...) y nosotros no podemos atacar su patrimonio cultural?”, planteó.

Sobre el operativo en el que fue abatido Soleimani, Pompeo defendió la legalidad del ataque llevado a cabo en Bagdad: “Nunca había visto a esta administración tomar decisiones de esta naturaleza sin una revisión completa y profunda de la base legal”.

También acusó a Zarif de mentir sobre el motivo de la presencia en Irak de Soleimani, jefe de la unidad a cargo de las operaciones externas de los Guardianes de la Revolución, el ejército ideológico iraní: “Dijo que Soleimani estaba en Bagdad en una misión diplomática. ¿Quién puede creer eso?”.

Trump advirtió que EEUU podría atacar objetivos patrimoniales de Irán (REUTERS/Eva Marie Uzcategui)
Trump advirtió que EEUU podría atacar objetivos patrimoniales de Irán (REUTERS/Eva Marie Uzcategui)

“Sabemos que no es cierto”, señaló el jefe de la diplomacia estadounidense. “Eso es totalmente falso. No estaba allí en una misión diplomática”, insistió.

Pompeo negó también que el general iraní estuviera trabajando en un “acuerdo” con los saudíes “para reducir los riesgos” de conflicto en el Medio Oriente.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: