El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, habla con los periodistas cuando sale para viajar a Minnesota desde el South Lawn de la Casa Blanca en Washington, EE. UU., 10 de octubre de 2019. REUTERS / Jonathan Ernst
El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, habla con los periodistas cuando sale para viajar a Minnesota desde el South Lawn de la Casa Blanca en Washington, EE. UU., 10 de octubre de 2019. REUTERS / Jonathan Ernst

El secretario de Defensa estadounidense, Mark Esper, anunció este domingo que el presidente Donald Trump ha ordenado la retirada total de las tropas de Estados Unidos del norte de Siria, zona en la que las fuerzas turcas y los kurdos se enfrentan actualmente.

“Anoche hablé con el presidente después de conversar con el resto del equipo de seguridad nacional y me indicó que comenzáramos a retirar deliberadamente las fuerzas del norte de Siria”, dijo Esper en una entrevista en el programa dominical “Face the Nation” de la cadena de televisión CBS.

En concreto, Trump ordenó la retirada de los aproximadamente 1.000 soldados estadounidenses que quedaban en el norte de Siria, después de conocer que Turquía tiene la intención de expandir su ataque “más al sur de lo planeado originalmente y al oeste”, según Esper.

En sus declaraciones, el jefe del Pentágono explicó que hay señales de que las Fuerzas Democráticas Sirias (FSD), la alianza de milicias encabezada por los kurdosirios y que ha sido un importante aliado de Estados Unidos en su combate contra los yihadistas del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) “está buscando cerrar un acuerdo” con el régimen sirio y el Gobierno ruso para llevar a cabo un contraataque en el norte.

El Secretario de Defensa Mark Esper . REUTERS / Erin Scott
El Secretario de Defensa Mark Esper . REUTERS / Erin Scott

El anuncio de esta retirada completa del norte del país llega dos días después de que Esper prometiera en una rueda de prensa que Estados Unidos no “abandonaría” sus socios en la campaña contra ISIS.

Hoy mismo, las autoridades kurdas afirmaron que 785 extranjeros vinculados al Estado Islámico han huido tras un ataque al campo de detención de Ain Issa, controlado por las FSD en el noreste del país.

Las autoridades kurdas han afirmado que han tenido que reducir los efectivos de los que disponen para vigilar a los 12.000 yihadistas y alrededor de 70.000 familiares de miembros de ISIS que afirman tener detenidos en cárceles y centros de detención, para poder defenderse de los turcos.

Por otro lado, Trump anunció hoy que Estados Unidos va a imponer “poderosas sanciones” contra Turquía, después de hacerse efectiva la incursión turca en la frontera de Siria.

Personas en Akcakale, en la provincia Sanliurfa al sureste de Turquía, en la frontera con Siria, observan humo de los bombardeos de las fuerzas turcas al interior de Siria el jueves 10 de octubre de 2019. (AP Foto/Lefteris Pitarakis)
Personas en Akcakale, en la provincia Sanliurfa al sureste de Turquía, en la frontera con Siria, observan humo de los bombardeos de las fuerzas turcas al interior de Siria el jueves 10 de octubre de 2019. (AP Foto/Lefteris Pitarakis)

El Ejército turco comenzó la invasión del norte de Siria el pasado día 9, después de que Estados Unidos, aliado de los kurdos en la guerra contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) anunciara su retirada de la zona ante la inminencia de la operación, lo que ha sido considerado como una “traición” por las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), que lideran los kurdos.

La invasión alcanza la práctica totalidad de los 480 kilómetros de línea fronteriza controlada por los kurdos, especialmente en las localidades de Ras al Ain y Tal Abiad, donde se vienen produciendo constantes bombardeos aéreos y de artillería.

(Con información de EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: