Robert O’Brien (AP)
Robert O’Brien (AP)

Robert O'Brien, funcionario del Departamento de Estado, será el nuevo asesor de Seguridad Nacional de Donald Trump, en reemplazo de John Bolton, para un cargo que no necesita confirmación por parte del Senado.

El funcionario será el encargado de varios cientos de especialistas del Pentágono, el Departamento de Estado y las agencias de inteligencia de EEUU, con el objetivo de determinar qué acciones benefician más a los intereses del país, en uno de los puestos más influyentes del Gobierno en términos de relaciones exteriores.

"Me complace anunciar que nombraré a Robert C. O'Brien, que actualmente se desempeña exitosamente como enviado especial Presidencial para Asuntos de Rehenes en el Departamento de Estado, como nuestro nuevo asesor de Seguridad Nacional. He trabajado mucho y duro con Robert ¡Hará un gran trabajo!", anunció el presidente en Twitter.

Donald Trump, Mike Pence y Robert O’Brien, en el Salón Oval (Reuters/Archivo)
Donald Trump, Mike Pence y Robert O’Brien, en el Salón Oval (Reuters/Archivo)

Bolton salió del cargo el pasado 10 de septiembre después de meses de desacuerdos en temas clave de su política exterior. A diferencia del saliente "halcón", que despertaba controversias en Washington, el funcionario llega con el respaldo de Mike Pompeo, secretario de Estado, y varios líderes republicanos en el congreso.

Formado como abogado de Los Ángeles y cofundador del prestigioso bufete Larson O'Brien LLP, se desempeñó como asesor de política exterior en varias campañas presidenciales, manejando una serie de casos legales de alto perfil como experto en cortes federales. También, ha trabajado como árbitro en más de 20 casos internacionales.

En 2016, en plena campaña presidencial, publicó un libro sobre política exterior, "While America Slept" (Mientras EEUU dormía), cuya contratapa tenía una reseña elogiosa de John Bolton.

En la colección de ensayos, O'Brien destacó a Rusia y China como amenazas para EEUU, y criticó como "débil" la política exterior de Barack Obama. También, condenó duramente el acuerdo nuclear con Irán, un asunto en el que coincide con Donald Trump, y consideró negativo el "apaciguamiento y retroceso" del ex mandatario.

O'Brien ocupó varios cargos en el Departamento de Estado, incluso como representante alternativo ante la Asamblea General de la ONU en 2005.

La oficina que lideraba O'Brien desde mayo de 2018, como representante especial para Asuntos de Rehenes, tenía como misión "liderar y coordinar los esfuerzos diplomáticos del gobierno en cuestiones que involucran rehenes en el extranjero".

A inicios de agosto, fue enviado a Suecia para asistir al juicio del rapero estadounidense A$AP Rocky, quien fue liberado tras ser acusado de agresión. Entre otros casos, participó en la liberación de estadounidenses como Andrew Brunson, un pastor detenido en Turquía, y Danny Burch, un ingeniero petrolero secuestrado en Yemen.