La familia rayó una botella con la palabra “HELP” (ayuda) y la lanzó a la catarata con un mensaje dentro (Foto: Curtis Whitson)
La familia rayó una botella con la palabra “HELP” (ayuda) y la lanzó a la catarata con un mensaje dentro (Foto: Curtis Whitson)

Cada verano, Curtis Whitson organiza al menos 20 excursiones por el bosque costero que rodea las aguas de Arroyo Seco, en California. La última acampada la haría junto a su novia, Krystal Ramírez, y su hijo de 13 años.

El viaje transcurrió sin imprevistos y según lo programado. Durante dos noches, la familia durmió bajo las estrellas y disfrutó de la naturaleza, pero todo se torció al llegar a la última parte del trayecto.

Para finalizar la caminata, debían atravesar una zona estrecha del río custodiada por altas rocas de 12 metros de alto. Después, bajarían por la cascada utilizando una cuerda colocada en el bosque para ayudar a los excursionistas a descender ese tramo. Lo que vio Whitson entonces le asustó.

"Mi corazón dio un vuelco cuando me di cuenta de que el volumen de agua era demasiado peligroso para hacer posible el rappel", contó Whitson a la cadena CNN. "Y la cuerda había desaparecido".

Los excursionistas atrapados hicieron también una señal de auxilio en el suelo utilizando piedras (Foto: especial)
Los excursionistas atrapados hicieron también una señal de auxilio en el suelo utilizando piedras (Foto: especial)

La familia estaba atrapada en lo alto de la catarata, y no había ninguna salida posible. Y lo más preocupante era que en todo el viaje no se habían cruzado con ninguna otra persona.

"Sabía que nuestros amigos llamarían a alguien cuando no nos vieran aparecer. Pero estaba preocupada por cuánto tiempo tardaría alguien en encontrarnos", contó Krystal Ramirez al diario estadounidense The Washington Post.

Ninguno tenía servicio telefónico para realizar llamadas o contactar a emergencias. Padre e hijo intentaron escribir un mensaje en una rama, pero entendieron que eso no les serviría para lograr que los rescataran. Entonces Whitson vio su botella de agua de color lima fosforescente, y pensó que podía utilizarla.

"Él me preguntó si tenía algo para escribir, y recordé que había traído bolígrafos y un bloc de facturas para escribir la puntuación de los juegos de cartas. Soy muy competitiva", explicó Krystal Ramirez.

Curtis redactó esta nota y la metió dentro de la botella (Foto: especial)
Curtis redactó esta nota y la metió dentro de la botella (Foto: especial)

Curtis Whitson escribió por cada lado de la botella la palabra "HELP" (ayuda en inglés). Después, redactó una nota y la metió dentro.

"15/06/2019 Estamos aquí atrapados, arriba de la catarata. Consigan ayuda por favor".

El excursionista lanzó la botella hacia la catarata, donde desapareció arrastrada por la corriente. Horas después, se fueron a dormir preocupados por su destino. Lo siguiente que escucharon fue el ruido de un helicóptero que se acercaba.

"Aquí Búsqueda y Rescate. Han sido localizados", dijo desde la aeronave un agente de la Patrulla de Carreteras de California que utilizaba un altavoz.

Curtis Whitson, su hijo, y su novia junto a los rescatistas (Foto: especial)
Curtis Whitson, su hijo, y su novia junto a los rescatistas (Foto: especial)

Dos hombres habían encontrado la botella con la nota de la familia. Los montañistas navegaron por el afluente hasta el comienzo del sendero, y después caminaron un kilómetro hasta llegar a un campamento en el que dieron la voz de alarma.

Los rescatistas no esperaron a que se hiciera de día para partir, y el helicóptero despegó en mitad de la noche. Utilizaron gafas nocturnas de Google y tecnología infrarroja para encontrarlos. El piloto, Joe Kingman, dijo que la familia se puso muy contenta al ver la aeronave.

"Fue uno de los mejores sentimientos. Nada fue más dulce que escuchar aquellas palabras pronunciadas por la Patrulla de Carreteras de California".

Al salir el sol, Curtis, su hijo y su novia fueron rescatados, y ahora, contaron su historia para intentar encontrar a los montañistas anónimos que los salvaron y les permitieron regresar a casa.