Mariani es un niño de origen canadiense que chapoteaba a la orilla de una playa en Fort Lauderdale, junto con su padre y hermano, hasta que sintió una sensación punzante en su pie derecho que lo hizo salir del agua con un fuerte dolor. (Foto: Fort Lauderdale Fire Rescue)
Mariani es un niño de origen canadiense que chapoteaba a la orilla de una playa en Fort Lauderdale, junto con su padre y hermano, hasta que sintió una sensación punzante en su pie derecho que lo hizo salir del agua con un fuerte dolor. (Foto: Fort Lauderdale Fire Rescue)

Christian Mariani disfrutaba de sus vacaciones y las cálidas aguas de una playa en Florida, en Estados Unidos, cuando fue mordido por un pequeño tiburón, lo que le causó heridas leves en el pie donde necesitó 17 puntos de sutura para sanar. El niño de 11 años dijo que "fue bastante doloroso" aunque se encuentra fuera de peligro.

Mariani es un niño de origen canadiense que chapoteaba a la orilla de una playa en Fort Lauderdale, junto con su padre y hermano, hasta que sintió una sensación punzante en su pie derecho que lo hizo salir del agua con un fuerte dolor.

"Casi se sintió como dientes humanos. Sentí que se apretaba y luego se soltó … y luego salí corriendo gritando", explicó el adolescente que no no pudo ver al pequeño tiburón.

"Fue realmente aterrador porque sabía que algo me mordía, pero el miedo a no saber qué te mordió y qué le sucederá después a tu pie, es la sensación más aterradora que creo haber experimentado en mi vida", recordó Christian frente a los medios de comunicación en una conferencia que ofreció en el Hospital de Niños de la Fundación Salah de Broward Health Medical Center, donde fue atendido.

El sangrado y el dolor en el pie de Christian creció tanto que gritó tanto que socorristas que se encontraban en la zona por un entrenamiento llegaron a la zona. "Fue bastante doloroso. Realmente doloroso. Me siento bien. No es que todavía me duela o algo así", dijo el niño.

Mariani es un niño de origen canadiense que chapoteaba a la orilla de una playa en Fort Lauderdale, junto con su padre y hermano, hasta que sintió una sensación punzante en su pie derecho que lo hizo salir del agua con un fuerte dolor. (Foto: Fort Lauderdale Fire Rescue)
Mariani es un niño de origen canadiense que chapoteaba a la orilla de una playa en Fort Lauderdale, junto con su padre y hermano, hasta que sintió una sensación punzante en su pie derecho que lo hizo salir del agua con un fuerte dolor. (Foto: Fort Lauderdale Fire Rescue)

El jefe de bomberos de Fort Lauderdale, Stephen Gollan, declaró a ABC News que el pequeño fue mordido por un tiburón pequeño.

El Doctor Francis Amador, de BHMC, apoyó la teoría de que un tiburón atacó al menor de edad, y dijo: "Fue solo un mordisco, y luego se soltó, así que fue una suerte para él".

Gollan detalló que durante el verano son más comunes las mordeduras de tiburones porque se acercan a las orillas en busca de peces más pequeños para alimentarse.

"En esta época del año, vemos una gran cantidad de peces cebo que están bajando por la costa. Es el oceano. Es muy natural que estos peces se alimenten ", declaró el oficial al WSVN .

Agregó que el tiburón pudo confundir los dedos del niño con un pez cebo y se enganchó a ellos.

"A veces ven un dedo del pie y piensan que es otro pez pequeño al que persiguen", añadió al explicar que ante la llegada inminente de las especies pequeñas llegan otras más grandes como tiburones.

Mariani es un niño de origen canadiense que chapoteaba a la orilla de una playa en Fort Lauderdale, junto con su padre y hermano, hasta que sintió una sensación punzante en su pie derecho que lo hizo salir del agua con un fuerte dolor. (Foto: Fort Lauderdale Fire Rescue)
Mariani es un niño de origen canadiense que chapoteaba a la orilla de una playa en Fort Lauderdale, junto con su padre y hermano, hasta que sintió una sensación punzante en su pie derecho que lo hizo salir del agua con un fuerte dolor. (Foto: Fort Lauderdale Fire Rescue)

Christian Mariani no teme volver a nadar en el océano y pronto regresará a estudiar el el séptimo grado en la escuela.

"Me siento más afortunado que desafortunado. Sé que es una posibilidad muy baja de ser mordido por un tiburón, pero estar en la condición en la que estoy ahora también es muy afortunado", señaló el adolescente tras su diagnóstico.

En 2018, se registraron en EEUU 32 ataques de tiburón, según el archivo Internacional de Ataques de Tiburones de la Universidad de Florida. Uno de ellos resultó letal. En ese período, Florida fue el estado que registró mayor número de accidentes, con 16, seguido de Carolina del Norte, 3; Carolina del Sur, 3; y Hawaii, 3.

Según datos del sitio web Tracking Sharks (Rastreando Tiburones)en los primeros ocho meses de 2019 ya se han denunciado 32 incidentes, de los cuales uno, ocurrido en Hawaii, resultó letal. Lideran la tabla Florida, con un total de 18, y  Hawaii, con 7. En Carolina del Norte se habrían producido, al menos, tres ataques, y dos en California.