Las autoridades custodian el lugar donde ocurrió la masacre. (AP)
Las autoridades custodian el lugar donde ocurrió la masacre. (AP)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, calificó hoy de "acto de cobardía" el tiroteo en un centro comercial de El Paso (Texas) en el que murieron al menos 20 personas y otras 26 resultaron heridas.

"El tiroteo de hoy en El Paso, Texas, no solo fue trágico, fue un acto de cobardía", escribió Trump en su cuenta de Twitter sobre el ataque llevado a cabo por un sospechoso de 21 años que se entregó a la policía.

El mandatario añadió que "no hay razones o excusas que justifiquen el asesinato de personas inocentes".

"Sé que estoy con todos en este país para condenar el acto de odio de hoy", aseguró antes de enviar, en su nombre y en el de su esposa, Melania, sus más sinceras condolencias a los habitantes de Texas.

Previamente, antes de conocerse la cifra oficial de muertos, Trump ya se había referido, también en Twitter, al "terrible tiroteo" y a informes "muy malos, muchos muertos".

Horas después, también se expresó sobre la matanza en Ohio, donde murieron nueve personas por un ataque afuera de un bar y destacó la actuación del FBI, la policía y las autoridades locales en Dayton.

El presidente ha sido acusado en las últimas horas por su retórica agresiva y sus críticas a minorías que, según sus opositores, es una plataforma que impulsa a extremistas.

Patrick Crusius, el hombre de 21 años que perpetró el ataque en El Paso, Texas
Patrick Crusius, el hombre de 21 años que perpetró el ataque en El Paso, Texas

El sospechoso del ataque en Texas se entregó a los agentes de policía en el centro comercial sin ofrecer resistencia. Horas atrás, había escrito un manifiesto con posturas xenofóbicas.

A esa hora había gran afluencia de clientes para realizar compras ante el próximo inicio del curso escolar.

El pasado fin de semana se produjo otro tiroteo masivo en un festival gastronómico en Gilroy (California), que dejó cuatro muertos.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: