Aunque el incidente ocurrió a finales de mayo, las imágenes fueron publicadas recientemente por la cadena de televisión estadounidense 13ABC, con motivo del juicio que comenzará esta semana (Video: 13ABC)

Un guardia de seguridad fue procesado en Ohio por apuntar con una pistola a un ayudante del sheriff del Condado de Lucas, en una oficina pública de "Servicios de Impuestos Internos" (IRS, por sus siglas en inglés).

Alan Gaston, agente de la oficina del sheriff, estaba de servicio el día 31 de mayo. Según explicó, fue a la sede del IRS para preguntar por una carta que había recibido.

Sin embargo, al entrar, no le acogieron con la mejor de las bienvenidas. Aunque llevaba su uniforme y su placa a la vista, el guardia de seguridad del edificio del IRSS le ordenó que saliera y dejara su arma de fuego en el vehículo. Alan Gaston le explicó que no podía hacer lo que le pedía, porque estaba de servicio, y lo siguiente que supo fue que el vigilante le apuntaba con una pistola.

"Básicamente me estaba haciendo a la idea de que me iban a disparar en ese momento. No hay forma de saber cómo vas a reaccionar cuando te están apuntando con un arma, y cuando piensas que vas a perder la vida", dijo el agente de la oficina del sheriff en una entrevista con la cadena de televisión estadounidense 13ABC.

Cuando el vigilante de seguridad vio entrar en la oficina al ayudante de sheriff, Alan Gaston, le instó a que abandonara el edificio y entrara sin su arma de fuego (Foto: captura de video @13ABC)
Cuando el vigilante de seguridad vio entrar en la oficina al ayudante de sheriff, Alan Gaston, le instó a que abandonara el edificio y entrara sin su arma de fuego (Foto: captura de video @13ABC)
El ayudante del alguacil le explicó que no podía dejar su pistola en el auto porque estaba de servicio, así que el vigilante sacó su arma y le apuntó para forzarle a marcharse de la sede (Foto: captura de video @13ABC)
El ayudante del alguacil le explicó que no podía dejar su pistola en el auto porque estaba de servicio, así que el vigilante sacó su arma y le apuntó para forzarle a marcharse de la sede (Foto: captura de video @13ABC)

Para Alan Gaston, que trabaja como instructor de tácticas defensivas, la mejor forma de manejar la situación era intentar alejarse. Pero el guardia de seguridad, llamado Seth Eklund, le siguió hasta los ascensores, aún con el arma en alto.

Según los reportes, un trabajador de la oficina llamó a emergencias para informar que un hombre afroamericano había entrado con un arma y se negaba a abandonar el edificio. Pero esa persona nunca aclaró que el sujeto peligroso al que se refería era un ayudante del sheriff uniformado y con placa.

Cuando los oficiales llegaron al lugar, encontraron a su compañero y al vigilante aún junto a los elevadores. Ahora, Seth Eklund enfrenta un cargo por amenaza agravada, además de una demanda interpuesta por Alan Gaston, quien reclama al acusado una compensación por el estrés emocional y psicológico que sufre desde que ocurrió el incidente.

Seth Eklund apuntó por la espalda al ayudante del sheriff y las cámaras registraron el incidente (Foto: captura de video @13ABC)
Seth Eklund apuntó por la espalda al ayudante del sheriff y las cámaras registraron el incidente (Foto: captura de video @13ABC)
El guardia de seguridad siguió a Alan Gaston hasta los elevadores (Foto: captura de video @ABC13)
El guardia de seguridad siguió a Alan Gaston hasta los elevadores (Foto: captura de video @ABC13)

Aunque los hechos ocurrieron en mayo, las imágenes no habían salido a la luz, y fueron difundidas recientemente por la cadena 13ABC, con motivo del juicio que comenzará esta semana, después de que Seth Eklund se declarara inocente de los cargos que enfrenta, hace sólo unos días.

Alan Gaston contó a la cadena estadounidense que desde que el acusado le apuntó, se encuentra de baja laboral. Explicó que la petición de una indemnización se debe en parte a que ha perdido salarios por los problemas psicológicos que ha sufrido en los últimos meses.

Reveló que si pudiera hablar con el vigilante "Le diría que claramente hay falta de entrenamiento y que pasó de 0 a 100. La fuerza letal es inaceptable", comentó para la cadena de televisión estadounidense.