Mark Esper, candidato a ser el próximo jefe del Pentágono (REUTERS/Erin Scott)
Mark Esper, candidato a ser el próximo jefe del Pentágono (REUTERS/Erin Scott)

El secretario del Ejército de Tierra de Estados Unidos, Mark Esper, que en caso de recibir la aprobación del Senado asumirá próximamente la jefatura del Departamento de Defensa, señaló este martes al régimen de Irán como una "amenaza regional" y recalcó la necesidad de estar "preparados" en caso de que sea necesario hacerle frente.

"Debemos estar preparados para responder a amenazas regionales como Irán o Corea del Norte, al mismo tiempo que mantenemos la presión sobre grupos terroristas como el Estado Islámico o Al Qaeda", declaró Esper durante su audiencia de confirmación celebrada este martes ante el Comité de Servicios Armados de la Cámara Alta.

El aún secretario del Ejército de Tierra de EEUU aprovechó su comparecencia en el Senado para desvelar que el Pentágono está trabajando en el desarrollo de la Operación Centinela, cuya misión será garantizar la seguridad de navegación frente a la costa de Irán.

"Estamos intentando evitar cualquier posible error de cálculo desarrollando un concepto llamado Operación Centinela con el que realizaremos patrullas pasivas en el estrecho de Ormuz y en el golfo de Omán para disuadir a Irán de realizar cualquier acto de provocación", detalló.

No obstante, a pesar de que advirtió en diversas ocasiones del peligro que representa Irán para los intereses de EEUU, el funcionario subrayó que su país no busca "entrar en guerra" con Teherán, sino que, por el contrario, espera poder recuperar los "canales diplomáticos" con ese país.

Estas declaraciones se producen en un momento de creciente tensión entre ambos países a raíz de que la Casa Blanca anunciara, en mayo del año pasado, su decisión de abandonar el denominado Plan Integral de Acción Conjunta" (JCPOA, por sus siglas en inglés), como se conoce técnicamente al acuerdo multilateral nuclear con Irán que fue impulsado por la anterior Administración de EEUU.

Ali Khamenei y Kim Jong-un, los líderes de Irán y Corea del Norte, las dos principales amenazas de EEUU (AFP)
Ali Khamenei y Kim Jong-un, los líderes de Irán y Corea del Norte, las dos principales amenazas de EEUU (AFP)

La situación se ha agravado aún en los últimos meses debido a la decisión del Gobierno estadounidense de endurecer las sanciones contra la exportación de petróleo por parte de Irán.

Esta medida llevó al régimen de Irán a amenazar con bloquear el estratégico estrecho de Ormuz, por el que cruza una gran parte del crudo mundial, a lo que EEUU ha respondido con un notable aumento de su despliegue militar en la región.

Al margen de la situación en Medio Oriente, Esper se refirió a Rusia y China como las "dos grandes potencias adversarias" de EEUU y dijo que su creciente inversión militar obligará al Pentágono a acometer una modernización de las Fuerzas Armadas y que, en caso de ser confirmado, le forzarán a él personalmente a tomar "decisiones difíciles".

Esper, que está llamado a suceder al frente del Pentágono a Patrick Shanahan, quien renunció a su puesto en junio tras ocupar el cargo de manera interina durante casi seis meses, se mostró especialmente receloso del papel de China en el mundo en estos momentos.

"China quiere reorganizar el orden internacional (…). Ellos están apostando a largo plazo, mientras que nosotros lo hacemos a corto plazo", sostuvo.

Esper es el candidato a reemplazar a Patrick Shanahan (REUTERS/Yuri Gripas)
Esper es el candidato a reemplazar a Patrick Shanahan (REUTERS/Yuri Gripas)

El funcionario alegó que China quiere cambiarlo todo, "desde las instituciones, al dólar".

En cuanto a Rusia, Esper acusó a ese país de haber violado los acuerdos de no proliferación y respaldó la decisión de la Casa Blanca de abandonar el pasado enero el tratado de eliminación de misiles nucleares de medio y corto alcance (INF) firmado en 1987.

"Creo que el INF ha resultado beneficioso, pero sólo funciona si ambas partes lo cumplen", apuntó.

Por todo ello, dijo Esper, la política de "disuasión nuclear" estadounidense es "esencial" para la seguridad del país y la modernización de la llamada Triada -compuesta por bombarderos estratégicos, submarinos atómicos y el sistema de misiles ICBM- será una de sus principales prioridades en caso de asumir el cargo de secretario de Defensa.

Con información de EFE