El pasado 28 de junio a las 23:00 horas, la joven y su novio se grabaron en una sucursal de Walmart, donde ella pasó su lengua sobre el helado de la marca Blue Ball Creameries y luego lo colocó dentro del refrigerador. (Foto: captura de pantalla)
El pasado 28 de junio a las 23:00 horas, la joven y su novio se grabaron en una sucursal de Walmart, donde ella pasó su lengua sobre el helado de la marca Blue Ball Creameries y luego lo colocó dentro del refrigerador. (Foto: captura de pantalla)

La semana pasada un nuevo video viral sorprendió a los clientes de los supermercados a nivel mundial. Una joven fue filmada lamiendo un bote de helado y devolviéndolo a la nevera del comercio, pero este caso podría dar un giro después de que las autoridades descubrieron que es una menor de edad, así que fue remitido al Departamento de Justicia Juvenil de Texas.

La Policía de Lufkin informó que ya contactaron a la adolescente de 17 años que lamió el tarro de helado, de la que no pueden revelar su identidad porque es menor de edad. La chica es originaria de San Antonio y ahora podría enfrentar sólo una una sanción moderada.

El pasado 28 de junio a las 23:00 horas, la joven y su novio se grabaron en una sucursal de Walmart, donde ella pasó su lengua sobre el helado de la marca Blue Ball Creameries y luego lo colocó dentro del refrigerador. Éste momento fue captado a través de las cámaras de vigilancia y después de hizo viral en redes sociales.

Posteriormente la Policía informó en su cuenta de Facebook que de acuerdo con la ley de Texas, cualquier persona menor de 17 años es considerado menor de edad, así que esta chica será juzgada como tal. Las autoridades analizan si fincarle cargos al novio de la protagonista del video porque él sí es mayor y originario de Lufkin.

El video de una mujer lamiendo un helado y devolviéndolo a la nevera se hizo viral. (Video: Twitter) 

"Nuestros detectives identificaron y hablaron con la sospechosa del incidente de Blue Bell y con su novio. Es una joven de San Antonio (Texas) que tiene vínculos con el área de Lufkin a través de la familia de su novio", indicó.

"Hemos hablado con su novio, que es un adulto. Ambos estaban enterados de lo ocurrido y admitieron el acto", informaron las autoridades en redes sociales.

Detalló que se investigaron a varias mujeres con rasgos y nombres similares hasta que dieron con la sospechosa real.

"No tenemos la intención de perseguir cargos contra ella como un "adulto" y, por lo tanto, lo que sucede desde aquí es a discreción del Sistema de Justicia Juvenil. No podemos hablar por ellos en cuanto a qué cargo se enfrentará en el Sistema de Justicia de Menores", agregó la Policía de Lufkin.

La mujer y su acompañante fueron buscados por la policía de Lufkin, Texas (Foto: Facebook Lufkin Police)
La mujer y su acompañante fueron buscados por la policía de Lufkin, Texas (Foto: Facebook Lufkin Police)

"Sí, en verdad hice eso. Ahora lo puedes llamar helado Flu Bell porque estaba un poco enferma la semana pasada. Haz lo mismo y comparte tu video. Veamos si podemos iniciar una epidemia (literalmente)", fue el mensaje con el que compartió la chica su video en Instagram.

Antes de conocer la identidad de la joven, se dijo que podría enfrentar un cargo criminal de segundo grado por manipular un producto de consumo. Es decir, según el código penal del estado de Texas podría ser sentenciada de dos a 20 años de prisión y pagar hasta USD 10,000 en multas.

La abogada penalista Christian Capitaine dijo a Univisión que esta chica recibiría una sanción moderada por parte del Departamento de Justicia Juvenil de Texas que incluye sólo una llamada de atención.

"No se justificaría que se la trate como adulta ante la ley si tiene menos de 17 años porque este no es un crimen que justificaría ese proceso. Es correcto que, en algunos casos, se puede juzgar a menores como si fueran adultos, pero esto se aplica en el contexto de delitos serios o violentos", explicó.

“Sí, en verdad hice eso. Ahora lo puedes llamar helado Flu Bell porque estaba un poco enferma la semana pasada. Haz lo mismo y comparte tu video. Veamos si podemos iniciar una epidemia (literalmente)”, fue el mensaje con el que compartió la chica su video en Instagram.
“Sí, en verdad hice eso. Ahora lo puedes llamar helado Flu Bell porque estaba un poco enferma la semana pasada. Haz lo mismo y comparte tu video. Veamos si podemos iniciar una epidemia (literalmente)”, fue el mensaje con el que compartió la chica su video en Instagram.

"Se presentó públicamente la idea de ponerle cargos por un delito de segundo grado (manipulación de un producto de consumo) y no me parece que hubiera sido correcto un cargo con consecuencias tan drásticas de acuerdo con los hechos", mencionó Capitaine.

"En vez de querer desquitarse con la niña que estaba haciendo una broma, me parece que Blue Bell debería tomar medidas para que sus envases del helado no puedan ser manipulados tan fácil", detalló para le medio de comunicación.

Tras el incidente, Blue Bell Creameries señaló que las cajas de cartón que contiene al helado están selladas, lo que significa que los consumidores notarán si se produce alguna manipulación.

"La seguridad alimentaria es nuestra prioridad y trabajamos duro para proveer productos seguros y mantener el más alto nivel de confianza de nuestros consumidores. Siempre estamos buscando maneras de mejorar, incluyendo revisar los métodos en nuestro proceso de fabricación que permitan agregar protección a los empaques", dijo en un comunicado.

Antes de conocer la identidad de la joven, se dijo que podría enfrentar un cargo criminal de segundo grado por manipular un producto de consumo. Es decir, según el código penal del estado de Texas podría ser sentenciada de dos a 20 años de prisión y pagar hasta USD 10,000 en multas. (Foto: captura de pantalla)
Antes de conocer la identidad de la joven, se dijo que podría enfrentar un cargo criminal de segundo grado por manipular un producto de consumo. Es decir, según el código penal del estado de Texas podría ser sentenciada de dos a 20 años de prisión y pagar hasta USD 10,000 en multas. (Foto: captura de pantalla)

Además agradeció a las autoridades de San Antonio y Lufkin, así como al personal de Walmart y a los clientes por alertarlos sobre la violación del envase de helado.

La búsqueda de ambos chicos provocó una investigación que abarcó de San Antonio hasta Houston.

En redes sociales, los usuarios opinaron sobre los hechos: "Yo digo que compre todos los helados de la ciudad, de Texas y de todo el país durante un año para que aprenda", escribió el internauta Saul Maldonado.

"Vivo en Brenham y soy empleado de Blue Bell. Etoy disgustado por éstas acciones. Espero que se haga justicia", publicó David Melissa.