Un incendio en Wisconsin acabó con la vida de dos adultos y cuatro menores (Antigo Daily Journal via AP)
Un incendio en Wisconsin acabó con la vida de dos adultos y cuatro menores (Antigo Daily Journal via AP)

En el condado de Langlade, en Wisconsin, una tragedia irrumpió una mañana cotidiana y tranquila. A las 6:23 de la mañana, antes de que iniciara la jornada escolar, el incendio en una casa de campo en la comunidad de Pickerel acabó con la vida de dos adultos y cuatro niños.

En el lugar vivían ocho personas que pertenecían a más de una familia. Dos de ellos lograron escapar de las llamas que acabaron con el inmueble, pero el resto murió en el lugar.

Las autoridades informaron que hubo reporte del siniestro la mañana del martes, pero cuando llegaron al sitio ya era demasiado tarde para rescatar a las personas. A pesar de que equipos de bomberos y emergencias de Langlade, Pickerel y la ciudad vecina Wolf River llegaron al sitio para ayudar, el fuego pudo ser apagado hasta las 11:30 de la mañana.

Los fallecidos fueron una mujer de 34 años, un hombre de 32, un niño de 7 años, otro de cuatro, un menor de un año y un bebé de 10 meses. Las autoridades informaron que aún no tienen claro el parentesco entre ellos.

Las investigaciones indican que el fuego comenzó en la planta baja y rápidamente escaló a los pisos superiores. Aún se investigan las causas.

Los bomberos tardaron cinco horas en apagar el incendio (Foto: National Guard)
Los bomberos tardaron cinco horas en apagar el incendio (Foto: National Guard)

Una de las mujeres que logró salir a tiempo intentó varias veces regresar para salvar a su bebé que se había quedado dentro, pero los rescatistas no la dejaron ingresar porque ya era inútil. "Los bomberos, EMS y todo el mundo estaban llorando. Fue demasiado tráfico", dijo el alcalde Larry Shadick.

La zona estaba rodeada de árboles, y la distancia de una casa y otra es de aproximadamente 20 metros, por lo que viviendas aledañas no manifestaron haber sufrido daños por el incendio. La zona se dedicaba principalmente al cuidado de granjas.

El alcalde de la ciudad declaró a medios de comunicación locales que no hay indicios para creer que se trató de un incendio intencional o que fuera ocupado para cubrir otro crimen. Sin embargo, declaró que por lo menos uno de los cuerpos sería enviado para realizar una autopsia para identificar las causas de muerte.

En 2017 en Estados Unidos se reportaron 2.3 muertes y 9.3 personas lesionadas por cada 1.000 incendios, según datos de la Administración de Incendios de Estados Unidos. De todos los siniestros ocurridos, el 75% fueron de residencias., 85% de estructuras y 15% de vehículos. En 2019 un bombero de nombre Mitchell Lundgaard falleció por un incendio en Wisconsin.