Hillary Clinton (Archivo)
Hillary Clinton (Archivo)

El Departamento de Estado reveló este lunes que identificó nuevos y "múltiples incidentes de seguridad" relacionados con el manejo de correos electrónicos de Hillary Clinton por empleados actuales o anteriores.

Asismismo que se han emitido 30 "infracciones" como parte de la investigación en curso del departamento.

La información llegó en una carta al senador republicano de Iowa Chuck Grassley, quien es responsable de supervisar la revisión de seguridad.

"Hasta este punto, el Departamento ha evaluado la culpabilidad de 15 personas, algunas de las cuales fueron culpables en múltiples incidentes de seguridad", escribió Mary Grassley, Secretaria Asistente del Departamento de Estado en la Oficina de Asuntos Legislativos, a Grassley. "DS ha emitido 23 violaciones y 7 incidentes de infracciones … Este número probablemente cambiará a medida que avanza la revisión".

El presidente Trump destacó el hallazgo en un tuit , cuestionando si los demócratas investigarán y diciendo: "Esto es realmente grande".

El Departamento de Estado, calificando el asunto de "serio", dijo que esperaba concluir la investigación para el 1 de septiembre. El departamento reconoció que la investigación inusualmente demoraba mucho tiempo, según informó Fox News.

"Dado el volumen de correos electrónicos proporcionados al Departamento por el servidor privado de correo electrónico de la ex Secretaria de Estado (Clinton), el proceso del Departamento ha sido necesariamente más complicado y complejo, lo que requiere una gran dedicación de tiempo y recursos", señaló Taylor.

Taylor también notó que las consecuencias disciplinarias estaban pendientes.

"En todos los casos en que el Departamento encontró a una persona culpable de una violación de seguridad válida o tres o más infracciones, el Departamento transmitió el resultado a la Oficina de Seguridad del Personal y Adecuación (DS / PSS) de la Oficina de Seguridad Diplomática, colocado en el archivo de seguridad oficial de los individuos", escribió Taylor. "Todos los incidentes de seguridad válidos son revisados ​​por DS y tomados en cuenta cada vez que se considera la elegibilidad de un individuo para acceder a información clasificada.

"Esta referencia se produjo independientemente de que la persona estuviera o no empleada actualmente en el Departamento de Estado y dichos archivos de seguridad se mantengan por tiempo indefinido", agregó Taylor. "De acuerdo con la política de referencia, para las personas que aún estaban empleadas en el Departamento en el momento de la adjudicación, el Departamento remitió todas las violaciones de seguridad válidas o infracciones múltiples a la Oficina de Recursos Humanos".

El Departamento de Estado se negó a dar a conocer los nombres de los empleados, de conformidad con sus procedimientos, si embargo informó que dará otra actualización una vez que se complete su revisión.

No había sido una investigación adecuada, según Trump

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, dijo el viernes pasado que el informe sobre la investigación del FBI de los correos electrónicos de Hillary Clinton es un "desastre total" para el ex director del FBI James Comey y para la propia agencia federal.

"El Informe IG es un desastre total para Comey, sus asistentes y tristemente, para el FBI", tuiteó Trump en su primera reacción pública al informe del Inspector General del departamento de Justicia.

"Comey caerá ahora oficialmente como el peor líder, por lejos, en la historia del FBI. Yo le hice un gran favor a la gente al despedirlo. Buena intuición", se congratuló Trump.

Funcionarios del FBI intercambiaron mensajes de texto asegurando que "impedirían que Donald Trump llegara a presidente" durante la campaña presidencial de 2016, según reveló este jueves el Washington Post.

Los mensajes están incluidos en un informe del Inspector General del Departamento de Justicia de Estados Unidos, Michael Horowiz.

Son parte de un intercambio entre el oficial de contrainteligencia Peter Strzok y la abogada Lisa Page, ambos del FBI, que realizaron numerosos comentarios a favor de la candidata demócrata Hillary Clinton y en contra de Trump.