Incluso los estadounidenses relativamente ricos están tan preocupados por sus finanzas que esto está afectando su salud mental y física.

Ese es uno de los hallazgos de una encuesta de Bank of America Corp. a más de 1.000 personas en EE.UU. con suficiente dinero de inversión para considerarse "adinerados". Las preocupaciones financieras afectaron la salud mental de 59% de los encuestados, mientras que 56% dijo que su salud física se había visto dañada. Las personas más jóvenes, mileniales y generación Z, reportaron un mayor impacto de los asuntos de dinero que sus contrapartes de la generación X y del baby boom.

La conciencia financiera está aumentando entre los jóvenes debido a las redes sociales, y eso puede hacerlos más inteligentes en cuestiones de dinero –y también estresarlos más–, asegura Aron Levine, jefe de banca de consumo e inversiones en Bank of America.

"¿Cómo puedo pagar mi deuda, realmente quiero comprar una casa, todavía quiero tomar vacaciones, tengo que lidiar con padres que envejecen y ni hablar de la jubilación, no sé cómo pensar en eso", dijo Levine en una entrevista, citando algunas de las principales preocupaciones financieras que enfrentan las personas. "Es una tarea muy desalentadora".

A pesar de la prevalencia de preocupaciones por el dinero, 44% de los Gen Z y 48% de los mileniales dicen creer que algún día serán millonarios.

Los encuestados de la Generación Z en la encuesta en línea, realizada del 17 de abril al 9 de mayo, tenían activos de inversión de US$50.000 a US$250.000, o activos de inversión de US$20.000 a US$50.000 e ingresos anuales de al menos US$50.000. Para aquellos de 24 años o más, los encuestados tenían activos de inversión de US$50.000 a US$250.000.

Fuente: Bloomberg