La empresa Vienna Beef Ltd. tuvo que retirar unos mil kilos de carne para hot dogs (Foto: AP)
La empresa Vienna Beef Ltd. tuvo que retirar unos mil kilos de carne para hot dogs (Foto: AP)

Más de 2.000 mil libras –unos 921 kilos– de carne para hacer hot dogs fueron retirados del mercado en tres estados de Estados Unidos debido a que podrían estar contaminados y tener fragmentos de metal, señaló el Servicio de inspección y seguridad alimentaria (FSIS por sus siglas en inglés).

El FSIS, que pertenece al Departamento de Agricultura estadounidense, emitió este fin de semana una alerta de Clase 1 para retirar del mercado la carne, producida por la compañía Vienna Beef Ltd.

El boletín emitido por el Departamento de agricultura fue de Clase 1, ya que de consumir el alimento contaminado existe una probabilidad razonable de consecuencias graves (Foto: AP)
El boletín emitido por el Departamento de agricultura fue de Clase 1, ya que de consumir el alimento contaminado existe una probabilidad razonable de consecuencias graves (Foto: AP)

Esta alerta es la más importante del Departamento, ya que apunta a un riesgo de salud alto. "Esta es una situación de peligro para la salud en la que existe una probabilidad razonable de que el producto cause graves consecuencias adversas para la salud o la muerte", señaló el FSIS.

La carne, estilo "hot dog clásico de Chicago", como se llama el producto, fue retirada en tres estados en el llamado "Medio Oeste" de los Estados Unidos: en Illinois (donde se encuentra Chicago), Wisconsin e Indiana, añadió el FSIS.

Los tres estados donde se lanzó la alerta fueron Illinois, donde se encuentra Chicago, Wisconsin e Indiana (Foto: AP)
Los tres estados donde se lanzó la alerta fueron Illinois, donde se encuentra Chicago, Wisconsin e Indiana (Foto: AP)

El mismo establecimiento fue el que alertó a las autoridades norteamericanas tras descubrir el problema. "No ha habido informes de reacciones adversas al consumo de estos productos", destacaron desde el Departamento de agricultura.

Sin embargo, cualquier persona preocupada por una lesión o enfermedad debe comunicarse con un proveedor de atención médica de inmediato, advirtieron.

Al FSIS le preocupa que algunos productos puedan estar en los refrigeradores o congeladores de servicio de alimentos y por lo tanto instó a no consumir estos productos a las instituciones de servicio de alimentos que los han comprado. "Deben desecharse o devolverse al lugar de compra", precisaron.

La caja en cuestión, que contiene 5 libras de la carne, destinada a restaurantes y negocios de comida (Foto: Cortesía de Vienna Beef Ltd.)
La caja en cuestión, que contiene 5 libras de la carne, destinada a restaurantes y negocios de comida (Foto: Cortesía de Vienna Beef Ltd.)

Pero, a pesar de la preocupación por el tema, el vicepresidente de marketing de la compañía Vienna, Tom McGlade, aseguró a la cadena CNN que prácticamente habían recuperado todo el producto supuestamente contaminado hace una semana y media.

Sin embargo, la alerta del FSIS se emitió para recuperar las últimas cajas de 5 libras cada una –unos 2,3 kilos– que todavía no han sido localizadas. "No tienen que ver con las pequeñas tiendas, la situación está limitada a restaurantes y negocios de comida que compran este tipo de producto en este tipo de presentación", precisó McGlade.