Space Exploration Technologies Corp., de Elon Musk, está pidiendo a los reguladores aprobar los enlaces de radio para las naves que planean lanzar el próximo mes, un paso clave en la carrera para rodear al mundo con miles de satélites de comunicaciones de órbita baja.

Un grupo inicial de satélites de SpaceX se lanzará a principios de mayo, y la compañía, en una solicitud del 5 de abril, pide a la Comisión Federal de Comunicaciones que permita a seis estaciones terrestres dispersas en los Estados Unidos comunicarse con la nave espacial.

Las estaciones pueden ayudar a controlar los satélites "en el improbable caso de un problema de rendimiento", dijo SpaceX en el documento, sin identificar qué problemas podrían surgir. La autoridad es necesaria porque las licencias regulares de la FCC no autorizan las comunicaciones con naves espaciales de órbita baja antes de alcanzar sus posiciones asignadas, dijo SpaceX.

La solicitud es parte de un auge en la inversión y la actividad privadas en el espacio, impulsado por una carrera para crear una cubierta informática y de comunicaciones de datos que rodee la Tierra. Las órdenes satelitales actuales aumentarían la cantidad de hardware que orbita el planeta al menos cinco veces en los próximos años.

Elon Musk, fundador y director general de SpaceX y Tesla (Brendan Smialowski/ AFP/ Getty Images)
Elon Musk, fundador y director general de SpaceX y Tesla (Brendan Smialowski/ AFP/ Getty Images)

SpaceX obtuvo la aprobación de la FCC en octubre para operar una constelación de 7.518 satélites, además de una flota previamente aprobada de 4.425 orbitadores. Desde entonces, ha solicitado operar 1.100 satélites en órbitas más bajas.

Los satélites transmitirán el servicio de Internet a antenas que se pueden colocar en hospitales, escuelas y hogares, en áreas de difícil acceso con cables de fibra óptica.

Fuente: Bloomberg.