El secretario de Estado de EEUU Mike Pompeo
El secretario de Estado de EEUU Mike Pompeo

El gobierno de Donald Trump activará desde el 2 de mayo una norma que permite demandar en tribunales estadounidenses a empresas extranjeras presentes en Cuba que gestionan bienes confiscados tras la revolución, anunció este miércoles el secretario de Estado, Mike Pompeo.

"Cualquier persona o empresa que tenga negocios en Cuba debe prestar atención a este anuncio", dijo Pompeo a la prensa.

La Unión Europea (UE) y Canadá lamentaron en una declaración conjunta la decisión de Estados Unidos de permitir demandas ante sus tribunales contra empresas extranjeras operando en Cuba y advirtieron de la "espiral innecesaria de acciones legales" por esta medida.

Cualquier persona o empresa que tenga negocios en Cuba debe prestar atención a este anuncio (Pompeo)

"La decisión de Estados Unidos (…) es lamentable y tendrá un impacto importante en los operadores económicos legítimos de la UE y Canadá en Cuba", señalan la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, y la comisaria de Comercio, Cecilia Malmström, así como la canciller canadiense, Chrystia Freeland, en la declaración.

La subsecretaria del Departamento de Estado de EEUU para el Hemisferio Occidental, Kimberly Breier, agregó que no habrá exenciones. Según aclaró, Estados Unidos ha estado en contacto cercano con sus aliados durante el proceso de definiciones sobre esta sección de la ley que se mantenía inactiva desde hace dos décadas.

La decisión de Estados Unidos (…) es lamentable (Unión Europea y Canadá)

La sección de la norma que data de 1996 permite iniciar acciones ante la justicia estadounidense contra las empresas que registren ganancias gracias a activos que hayan sido nacionalizados después de la revolución de 1959.

El consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, dijo en Twitter que "Estados Unidos va a seguir tomando acciones duras contra los REGÍMENES que apoyan la fallida dictadura de Maduro".

"El gobierno va a seguir rompiendo los vínculos reprehensibles que han contribuido al declive de Venezuela", advirtió Bolton.

Cuba, que sufre un embargo estadounidense desde 1962, es acusada por Washington de apoyar a Maduro, cuyo gobierno no ha sido reconocido por Estados Unidos, que apoya al líder opositor Juan Guaidó, jefe del Parlamento autoproclamado presidente interino de Venezuela.

Estados Unidos encabeza la presión internacional para sacar a Maduro del poder y ha aplicado sanciones financieras y petroleras contra la colapsada economía venezolana. En el marco de estas sanciones, ha penalizado también a empresas que llevaban crudo venezolano a la isla.

El vínculo entre Cuba y Washington se deterioró aún más desde la llegada a la Casa Blanca de Bolton, quien ya había anunciado antes "acciones directas" contra lo que denominó la "troika de la tiranía", integrada por Cuba, Nicaragua y Venezuela.

(Con información de AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: