Los niños llevaban años sin acudir a la escuela (Foto: Maricopa Police Department /Youtube)
Los niños llevaban años sin acudir a la escuela (Foto: Maricopa Police Department /Youtube)

Se le acusa de rociar gas pimienta a sus siete hijos adoptivos, darles baños de hielo, encerrarlos en armarios o dejarlos durante días sin comida. Unos castigos que imponía cuando los menores no actuaban bien en los videos que grababa para subir a Youtube. Pero este viernes, Machelle Hobson, de 48 años, negó todas las acusaciones.

Sentada en una silla de ruedas, esta madre de Arizona ingresó a la sala del Tribunal Superior y se declaró no culpable de maltratar a los niños, con edades comprendidas entre los seis y los 15 años.

Cuando el juez le preguntó por sus ingresos, para determinar si le asignaba un abogado de oficio, aseguró que no percibiría ninguno, según publicó el diario local AZCentral.

El fiscal entonces replicó y recordó que uno de sus dos hijos mayores, que fueron detenidos por no denunciar los hechos ante las autoridades, había sacado de una cuenta bancaria 100.000 dólares en efectivo.

Machelle Hobsons permanece bajo custodia a la espera de que se celebre el juicio, con una fianza de USD 200.000.

El canal contaba con más de 800.000 seguidores (Foto: Youtube)
El canal contaba con más de 800.000 seguidores (Foto: Youtube)

Su hija biológica fue quien alertó a la Policía del Condado de Maricopa de los constantes abusos de su madre hacia los niños. Después de la denuncia, que se presentó el 13 de marzo, los agentes acudieron al domicilio y encontraron a varios de los menores encerrados en roperos, deshidratados y desnutridos.

Contaron a los oficiales que llevaban años sin acudir a la escuela, porque tenían que grabar los videos para Youtube. Titulado "Fantastic Adventures" (Fantásticas Aventuras), el canal contaba con más de 800.000 suscriptores y 250 millones de reproducciones.

Cuando los pequeños actores no se aprendían las líneas del guion o no hacían lo que debían en los videos, Machelle Hobson los castigaba de manera cruel, según el informe presentado por el Departamento de Policía de Maricopa, al que habría tenido acceso el diario británico Daily Mail.

Ryan Hackney, a la izquierda, y Logan Hackney, derecha, fueron detenidos por no denunciar el maltrato (Foto: Maricopa Police Department)
Ryan Hackney, a la izquierda, y Logan Hackney, derecha, fueron detenidos por no denunciar el maltrato (Foto: Maricopa Police Department)

Los niños declararon que les rociaba sus genitales con gas pimienta, los dejaba sin comer y sin beber, los encerraba en un armario durante días o les obligaba a entrar en bañeras llenas de hielo.

"Aseguraron que les castigaban de estas formas si no decían sus líneas o si no participan como se les exigía" relató la acusación.

Los hijos mayores de la acusada, Ryan Hackney y Logan Hackney, fueron detenidos y enfrentarán siete cargos cada uno por no reportar ante la policía el caso de abuso infantil.

Logan Hackney habría reconocido durante el interrogatorio ser consciente de alguno de estos episodios de maltrato. Dijo, además, que pensó denunciarlo en varias ocasiones, pero que finalmente nunca lo hizo.