Los tres requisitos de la propuesta bipartidaria que salvaría de la deportación a más de dos millones de "dreamers"

La situación de los jóvenes que ingresaron sin documentos a Estados Unidos siendo menores de edad está en el limbo desde que Donald Trump suspendió el programa que los amparaba, pero la medida fue bloqueada por dos cortes federales

“Defiendan a la DACA”, dice el letrero que sostiene un manifestante ante la Casa Blanca (Reuters)
“Defiendan a la DACA”, dice el letrero que sostiene un manifestante ante la Casa Blanca (Reuters)

El senador republicano Lindsey Graham y el demócrata Richard Durbin presentaron este martes un proyecto de ley para otorgar una vía legal a la ciudadanía a una parte de los jóvenes indocumentados amparados en EEUU por el programa de Acción Diferida (DACA), popularmente conocidos como "soñadores".

"Estos jóvenes han vivido en Estados Unidos desde que eran niños y construyeron sus vidas aquí. Hay apoyo en todo el país para permitir que los 'soñadores' se queden, trabajen y alcancen todo su potencial", señaló Graham en un comunicado. "No debemos desperdiciar el talento de estos jóvenes", agregó el legislador, cercano al presidente Donald Trump.

La propuesta legislativa, conocida como "Dream Act 2019", permitiría a parte de estos jóvenes quedarse en Estados Unidos legalmente si cumplen varios requisitos:
-haber llegado al país siendo menores de edad
-haberse graduado en escuela secundaria
-haber ido a la universidad, al servicio militar o haber trabajado 3 años
.

Además, deberán ser aprobados en una revisión de antecedentes. Según los cálculos de la Universidad de California del Sur (USC, en sus siglas en inglés), estos requerimientos los cumplen más de 2,5 millones de jóvenes indocumentados en EEUU, una cifra cercana a los máximos estimados de individuos que entraron al país como menores, que rondan los 3 millones.

Una mujer sostiene un cartel que dice: “Los inmigrantes hacen grande a Estados Unidos”, durante una marcha (Foto: Archivo)
Una mujer sostiene un cartel que dice: “Los inmigrantes hacen grande a Estados Unidos”, durante una marcha (Foto: Archivo)

El estatus legal de los "soñadores" ha estado sobre la mesa del debate nacional desde que el presidente estadounidense, Donald Trump, ordenó terminar con el programa DACA, promulgado por su antecesor en el cargo, Barack Obama (2009-2017). Meses más tarde, la suspensión de Trump fue bloqueada por dos cortes federales, dejando la situación de los "soñadores" en el limbo.

El DACA protege a sus beneficiarios de la deportación y en ciertos casos les otorga un permiso de trabajo temporal y les permite acceder a una licencia de conducir, unos beneficios que deben renovar cada dos años.

Trump se ha mostrado a favor de otorgar protección a estos jóvenes indocumentados, pero usó el tema como moneda de cambio al exigir fondos para la construcción del muro en la frontera con México y amenazar con vetar legislaciones que no los incluyan, lo que trabó las discusiones al respecto.

(Reuters)
(Reuters)

Por su parte, la bancada demócrata en la Cámara Baja, donde tiene mayoría, presentó este mes su versión de protección migratoria a los "soñadores", expandiendo la oportunidad de acceso a la ciudadanía a los titulares del Estatus de Protección Temporal (TPS) y el de Partida Forzada Diferida (DED).

Su aprobación en la Cámara de Representantes está garantizada, pero se enfrenta a un escenario más complicado en el Senado, controlado por los republicanos. Por ello, todo proyecto que nazca en la Cámara Alta tiene un futuro más promisorio.

(Con información de EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: