Una nube de humo negro continúa emanando de un enorme incendio en una planta petroquímica en Texas. Ocho tanques de almacenamiento han sido impactados por las llamas, dijeron las autoridades, y agregaron que los bomberos podrían tardar hasta el miércoles para apagar las llamas en los tanques llenos de gas, petróleo y productos químicos.

El humo generado por el incendio es visible a varios kilómetros de distancia (Reuters/ Jaimie Meldrum)
El humo generado por el incendio es visible a varios kilómetros de distancia (Reuters/ Jaimie Meldrum)
Un motociclista observa la columna de humo junto a su Harley-Davidson Ultra en Deer Park, Texas (Godofredo A. Vasquez/Houston Chronicle vía AP)
Un motociclista observa la columna de humo junto a su Harley-Davidson Ultra en Deer Park, Texas (Godofredo A. Vasquez/Houston Chronicle vía AP)

La causa del incendio, que estalló el domingo en Intercontinental Terminals Company (ITC), en Deer Park, a unos 24 kilómetros al sudeste de Houston, está bajo investigación. El lunes la compañía dijo que las llamas han llegado a un tanque que almacena una sustancia usada en quitaesmalte, en pegamentos y en disolventes.

Antes las llamas llegaron a tanques donde hay líquidos y gases petroquímicos. La gerencia añadió que el riesgo de una explosión es "mínimo" y que nadie ha resultado lastimado.

El fuego comenzó en un solo tanque el domingo por la tarde y se extendió a un segundo tanque, dijo ITC. Para el lunes por la mañana, siete de los 242 recipientes de la instalación estaban involucrados en el incendio, y el fuego se extendió a un octavo tanque durante la madrugada del lunes.

No obstante, la vocera de la empresa, Alice Richardson, más tarde dijo que solo seis fueron afectados, ya que uno de los tanques originalmente citados estaba vacío y otro fue falsamente reportado como incendiado.

Los bomberos estiman que apagar el fuego les llevará casi toda la semana (Godofredo A. Vasquez/Houston Chronicle vía AP)
Los bomberos estiman que apagar el fuego les llevará casi toda la semana (Godofredo A. Vasquez/Houston Chronicle vía AP)

Las autoridades reabrieron la autopista 225 a primera hora del lunes y levantaron la orden de que los residentes de Deer Park permanecieran en el interior de sus hogares con las ventanas cerradas. 

Los bomberos están usando espuma y agua para apagar el incendio, dijo Richardson. Esperan que una vez que el fuego esté contenido, puedan cerrar las válvulas del tanque para que el fuego se extinga solo.

(Con información de AP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: