Donald Trump, presidente de Estados Unidos
Donald Trump, presidente de Estados Unidos

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, renovó el jueves su amenaza de vetar una resolución del Congreso que revoque su declaración de emergencia en la frontera sur del país, firmada para tratar de evitar al Congreso y destinar más fondos a un muro fronterizo, la promesa estrella de su campaña.

Está previsto que el Senado vote la resolución el jueves y se espera que al menos cuatro republicanos se unan a los demócratas en el rechazo a la declaración, suficientes para revertir la mayoría oficialista en la Cámara Alta.

Los demócratas argumentan que Trump excedió su autoridad cuando invocó poderes especiales para anular la oposición del Congreso a financiar la construcción de muros fronterizos adicionales, y varios republicanos han expresado su incomodidad con la decisión del mandatario, temerosos de que siente un precedente que otorgue mayor poder al Ejecutivo sobre el Legislativo.

Trump tuiteó a primera hora de la mañana sobre "la gran votación de Emergencia Nacional de hoy" en el Senado. "Estoy preparado para vetar, si es necesario", agregó, y calificó la situación en la frontera como una "Pesadilla de Seguridad Nacional y Humanitaria".

Hasta el momento, Trump no ha bloqueado ningún proyecto de ley. Para revertir un veto presidencial hace falta una mayoría de dos tercios en la Cámara de Representantes y el Senado, pero en la resolución sobre la frontera no parece tener los votos suficientes para hacerlo.

Si la medida se aprueba, significará una reprimenda general al presidente por parte del Congreso, pero solo tendrá una importancia simbólica ante el anunciado veto de Trump, el primero de su mandato. Para anular la medida presidencial, se necesitan dos tercios de ambas cámaras, cifra difícil de conseguir par ala oposición.

Sin importar el desenlace de este jueves, otro proyecto de ley podría adelantarse y ser el causante del primer veto. El miércoles, el Senado votó a favor de acabar con el apoyo que el gobierno de Trump da a las operaciones lideradas por Arabia Saudita en Yemen, una reprimenda a la política internacional del presidente y su alianza con Riad. Todavía está pendiente la votación en la Cámara de Representantes, donde se espera que se apruebe.

Mientras tanto, Trump sigue buscando los fondos para cumplir su promesa. Los 8.600 millones de dólares de financiación adicionales para el muro, contenidos en la ambiciosa propuesta de presupuesto para 2020 que la Casa Blanca presentó este lunes, superan considerablemente los 5.700 millones que Trump pidió para ese mismo fin este año.

(Con información de AP y AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: