Un mono tití amazónico, que está medicado por problemas inflamatorios, fue robado del Zoológico de Palm Beach, a unas 70 millas al norte de Miami, informaron hoy medios locales.

Se trata de una hembra de 12 años, llamada Kali, que fue sustraída de la reserva a altas horas de la noche, según detalló la portavoz del zoológico, Naki Carter.

"Es urgente que la devolvamos a su familia del zoológico. Cada minuto es esencial", agregó.

Kali, con un peso de apenas una libra y dotada de microchips, se alimenta con una dieta especial y recibe diariamente medicamentos antiinflamatorios, precisó Carter.

Este llamado mico de Goeldi ("Callimico goeldii") es un pequeño mono negro procedente de la Amazonía apetecido por traficantes de animales por el alto precio que puede alcanzar en el mercado negro.

El zoológico dice que Kali tiene un valor aproximado de $ 10,000 dólares en el mercado negro.

Kali fue vista por última vez la tarde del domingo cuando los encargados se preparaban para irse a dormir.

"Los monos de Goeldi son muy populares en el comercio ilegal de mascotas, por lo que, dado que es una hembra, en lo que se refiere a la cría, tiene un valor bastante alto", manifestó Carter.

La portavoz señaló que hay un vídeo de seguridad que ha arrojado ciertas pistas sobre el ladrón que no quiso detallar.

Con información de EFE