Ron DeSantis (EFE)
Ron DeSantis (EFE)

El gobernador de Florida, el republicano Ron DeSantis, anunció este martes que designó al juez conservador hispano Carlos Muñiz para cubrir la tercera de las tres vacantes existentes en el Tribunal Supremo del estado.

El juez elegido por DeSantis, quien hizo el anuncio en una rueda de prensa en Tallahassee (capital del estado), es graduado en Derecho por la Universidad de Virginia y la de Yale y desempeña actualmente el caro de consejero general del Departamento de Educación de Estados Unidos.

DeSantis destacó que buscaba una "persona con un intelecto de alto vuelo", y eso lo ha encontrado, dijo, en Muñiz, de 49 años, cuya elección se produce después de que el gobernador cubriese las otras dos vacantes existentes con la jueza cubano-estadounidense Bárbara Lagoa y el magistrado Robert Luck.

Quedan así cubiertas las tres vacantes de la máxima instancia judicial de Florida, integrada por siete magistrados con un mandato de seis años prorrogables.

Muñiz trabajó también como fiscal adjunto y jefe de personal de la anterior fiscal general de Florida, Pam Bondi, y desempeñó el cargo de consejero general durante el mandato de Jeb Bush, hermano del expresidente George W. Bush, como gobernador de Florida.

"El camino que me llevó a este día comenzó hace 18 años, cuando Jeb Bush y Charles Canady me dieron la oportunidad de mudarme a Florida y trabajar en la oficina legal del (entonces) gobernador (Bush)", dijo Muñiz, quien conoció ya en Florida a la que hoy en su esposa, con la que tiene tres hijos.

En estas primeras semanas en el cargo, DeSantis ha anunciado diversos nombramientos, cesado a cargos públicos o pedido el cese de otros.

En este sentido, el gobernador suspendió en días pasados al alguacil del condado de Broward, Scott Israel, por los numerosos errores que emergieron a raíz del tiroteo que acabó con la vida de 17 personas en una escuela de Parkland, al norte de Miami, en febrero de 2018.

DeSantis, de 40 años y abogado de profesión, que asumió el siete de enero pasado como nuevo gobernador, anunció la semana pasada que el sargento retirado de la Policía de Coral Springs Gregory Tony será el nuevo alguacil de Broward.

Tony se convierte así en el primer afroamericano en ocupar el cargo del alguacil del condado de Broward.

Aunque el Senado estatal es el que tiene el poder final para destituir al alguacil, el gobernador puede suspenderlo por negligencia o malversación. DeSantis también posee la atribución de reemplazar al alguacil por el periodo de suspensión.

Israel afirmó que la suspensión obedece a motivaciones políticas y que no hubo equivocaciones, por su parte, en la respuesta al tiroteo.

Israel y su departamento han sido objeto de numerosas críticas, tanto por la forma en que manejaron el tiroteo como por las numerosas alertas previas que recibieron sobre el comportamiento peligroso de su autor confeso, el exalumno del centro escolar Nikolas Cruz, sin que nada de esto condujera a una acción de la Policía.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: